Emanuel - Dios Con Nosotros

Devocionales

El cumplimiento de la profecía es una de las pruebas más contundentes de que la Biblia está inspirada por Dios y que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios. El Nuevo Testamento cita y aplica más textos del libro de Isaías que de cualquier otro profeta del Antiguo Testamento. De hecho, a menudo se hace referencia a Isaías como el "profeta mesiánico" debido a sus muchas profecías que se cumplen específicamente en Cristo. Y escribió estas profecías más de 700 años antes de que naciera Jesús.


Una de estas profecías se registra en Isaías 7:14 cuando dice que una virgen concebirá y dará a luz un hijo que se llamará Emanuel, que significa Dios con nosotros.


Más de 700 años después, una virgen llamada María es visitada por un ángel de Dios, quien viene con la misión de cumplir la profecía de Isaías. El ángel dice que el Espíritu Santo de Dios descenderá sobre la vida de María y ella concebirá un niño que se llamará Jesús, que significa Salvación.


Pero ahora, ¿Isaías se equivocó en el nombre cuando profetizó Emanuel? Este pasaje siempre me ha intrigado, pero un día el Espíritu Santo trajo en revelación la respuesta que había estado esperando.


Emanuel: Dios con nosotros. Aquí se manifiesta el proyecto completo de Dios para la salvación del hombre. Un proyecto que comienza en la eternidad: "de eternidad en eternidad, tú eres Dios" - Salmo 90. En este proyecto, desde el principio encontramos la presencia de la Trinidad. Podemos ver esto en el primer versículo de la Biblia: "En el principio creó Dios los cielos y la tierra". (Génesis 1:1). El hebreo original dice: "Bereshit Bara Elohim Et Hashamayim Ve'Et Ha'Aretz". La palabra para Dios en hebreo es Elohim y es plural. La Biblia enfatiza a Dios en la forma de la Trinidad, presentando Su operación de la siguiente manera:


• Dios el Padre - "Creó DIOS": estableció el plan de salvación humana.


• Dios Hijo - "Sea la LUZ": cumplió el proyecto de salvación.


• Dios el Espíritu Santo - "El ESPÍRITU de Dios se movía": convence al hombre del pecado, la justicia y el juicio de Dios. Es responsable del proceso de salvación del hombre, preparándolo para el arrebatamiento.


En la eternidad Juan escuchó que el nombre de Jesús es el Verbo (logos - Verbo) de Dios (Apocalipsis 19:13), según su Evangelio donde escribe que en el principio el Verbo era con Dios, el Verbo era Dios (Juan 1:1). Este Verbo se revela a sí mismo como Jesús, el Verbo de Dios encarnado, que fue enviado para cumplir el propósito de traer al hombre de regreso a Dios. El proyecto de Salvación es una acción del universo redentor, que pasa por el tiempo del hombre (Jesús) y lo lleva a la eternidad (Emanuel).


Por lo tanto, Emanuel es la presencia de la Trinidad en nuestras vidas, ¡una profecía de casi 3000 años que aún está viva!


En este devocional, cada día, meditemos en Dios con nosotros. Cómo estuvo presente en la vida de los siervos en el Antiguo Testamento, cómo se manifestó a través del Hijo Jesús en los Evangelios y cómo hoy se manifiesta en la mía y en tu vida a través del Espíritu Santo. Vamos a sumergirnos juntos en 12 actitudes que debemos adoptar para finalmente responder a esta pregunta: Dios está con nosotros, pero ¿y tú, estás con Él?