Una Fe Confrontada

Devocionales

¿Quién confronta mi fe?


Para desarrollar este tema, es necesario que podamos comprender 2 palabras claves; la primera es confrontar y se define como poner a una persona o una cosa, material o inmaterial, frente a otra para compararlas u oponerlas entre sí.


La segunda palabra es fe, y su significado esta en Hebreos 11:1 (RV60) "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” 


Al leer estas definiciones y compararlas con el título, podemos imaginarnos que alguna persona llegará a confrontar nuestra fe; un ejemplo es cuando aceptamos al Señor Jesucristo como nuestro Salvador y desde ese preciso momento decidimos hacer un cambio radical en nuestra manera de vivir.


Luego de esto, habrán personas que se acerquen a preguntarnos si estamos seguros de dar ese paso definitivo y de dejar la vieja vida que llevábamos por Dios; trayendo consigo muchas opiniones y argumentos que tratarán de hacernos dudar incluso de la existencia Dios.


En esta ocasión el enfoque de este devocional no va dirigido a aquellas confrontaciones que se originan de una persona externa, sino aquellos momentos en donde inconscientemente somos nosotros mismos los que confrontamos nuestra fe, por medio de nuestros pensamientos, que pueden llegar a convertirse en acciones sino sabemos cómo bloquearlos en el momento indicado.