Hacer Espacio

Devocionales

Otro obstáculo en nuestro camino hacia el arrepentimiento es el dolor. El dolor puede impedir que nos arrepintamos. Puede ser que deseemos arrepentimiento y cambio, pero las circunstancias nos han alejado de Dios más de lo que nos gustaría. Puede haber una variedad de factores de la vida que parecen separarnos de Dios o de la capacidad de ver un cambio tangible. Algunos pueden sentir que han vivido dentro de ciertas restricciones dolorosas por tanto tiempo, que el cambio parece imposible. A menudo duele admitir que en medio de nuestro quebrantamiento estamos desesperados por Él. A algunos nos cuesta incluso admitir que necesitamos ayuda y sanación. En nuestros mejores o peores días, la dependencia en Cristo debe ser constante. A menudo hay dolor en la honestidad, pero el reconocimiento nos permite volver a Dios. Dios te busca para que te vuelvas hacia Él. Él espera ansiosamente nuestro regreso y está lleno de compasión por nosotros. 


PREGUNTAS 


¿Qué dolor estás atravesando que te impide acercarte a Dios o volverte sin vacilación o vergüenza hacia Él? 


La naturaleza de Dios es de brazos abiertos, de abrazos y de afecto. ¿Dónde necesitas ajustar tu visión de Dios debido al tratamiento de los demás para que puedas recibir su amor y compasión?