Resiliencia en el Liderazgo

Día 3 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Misión: Ser de Bendición.


La idea de redimir a las sociedades a través de la innovación y los emprendimientos está en el corazón de esta reflexión. Avi Jorisch, en su libro Innovarás, se refiere a la tradición judía de Tikkun Olam, o "curar al mundo" como un factor fundamental y distintivo en la sociedad Israelí y como un motor para que sean considerados como la "nación emprendedora". Se dice que Israel tiene más nuevas empresas per cápita que cualquier otro país del mundo; además, una parte desproporcionada de sus innovaciones también termina haciendo del mundo un lugar mejor. El compromiso de mejorar la vida de los demás, de seguir el mandato de las Escrituras de ser una "Luz" en las naciones, y agregar valor parece ser parte habitual e integral de estos avances para Israel y para otros países que han adoptado la cosmovisión bíblica. El Señor le dijo a Abraham en Génesis 12:2 que su gente crecería en número, en bendición y en fama, todo con el objetivo de que fuesen “de bendición”; es decir, de beneficio, de valor y de bienestar para muchos otros. Charles Handy señala: “El único objetivo justificable de una organización es la creación de valor agregado. Eso podría ser creando algo que no estaba allí antes, o si estuviera, hacerlo mejor, más barato o más accesible. Una empresa exitosa es aquella que continuamente agrega valor. Cuando una empresa deja de crear valor agregado, dejará de existir”. Según Briscoe, "una empresa o carrera que glorifica a Dios agrega valor financiero, material, ético y espiritual para todas las partes interesadas o accionistas". Los esfuerzos intencionales de cada creyente en agregar valor, en generar trasformación, en ser de bendición y en redimir el mercado global, tienen un impacto positivo en cualquier relación, comunidad, organización, industria, y/o nación en la que sirve.


Para reflexionar: Recuerda trabajar o hacer negocios para bendecir, y no solo para hacer dinero.