El Evangelio de Marcos con Francis Chan: un estudio bíblico en video

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

¿Alguna vez has sentido que, al presentar a Jesús como un adulto y sin contar de su milagroso nacimiento, Marcos saltó una parte crucial de la historia de Jesús? A pesar de ello, sin la Natividad aún podemos ver en la frase inicial que el autor se centra en la realidad de que Dios se convirtió en una persona. En el video, Francis nos pide que "pensemos en ello por un momento. ¿Realmente has considerado la inmensidad de esa declaración, del evento en el que Dios se hizo hombre?" Luego ora: "Enséñanos a maravillarnos otra vez, a estar fascinados con las Buenas Nuevas de Jesucristo, que Dios se hizo humano."

Marcos nos arroja en la escena del bautismo de Jesús por Juan, el evento que lanzó su ministerio de predicación. Aquí vemos la historia desde el punto de vista de Jesús. Él está saliendo del agua, Juan a su lado, cuando escuchamos una voz del cielo que dice: "Tú eres mi Hijo amado."

Si has crecido en la iglesia, pensar en Jesús como el Hijo de Dios puede no parecer tan excepcional. Es solo quién es, uno de sus títulos, una forma de la cual hablamos de él. Todo eso es cierto. Pero Francis desafía a los creyentes a mirar de nuevo a Jesús, el Hijo de Dios que vino a la tierra como un ser humano. Los nuevos creyentes todavía están asombrados de la Encarnación, la idea de que Dios eligiera asumir la humanidad como parte de su plan para redimir a su pueblo de su pecado. Debido a su gran amor por nosotros, el creador del mundo, el Hijo de Dios, se hizo hombre, completamente humano y, aún así, completamente Dios: es un misterio increíble. Hizo esto para poder salvarnos no de problemas socio-económicos u opresión militar, sino de la separación eterna de él.

Mientras exploramos el Evangelio de Marcos, encontraremos un enfoque preciso en la divinidad de Jesús. Marcos no se disculpa por presentar al Hijo de Dios a sus lectores. Y Francis nos recuerda que un hombre que declara ser Dios es algo que no debemos ignorar ni de lo cual desconectarnos. Es tremendo. Esto no debe ser subestimado. Debemos decidir si podemos aceptar a Jesús como Marcos lo presenta. ¿Es él Dios? Si es así, ¿qué significa eso para nuestras vidas? ¿Cómo afectará esa realidad  nuestra actitud, creencias y comportamientos? Si has sido cristiano por un tiempo, ¿has perdido tu fascinación con Jesús como el Hijo de Dios: el creador que se convirtió en una de sus criaturas, lo divino volviéndose completamente humano?

Si te has vuelto inmune a declaraciones como esas, pasa tiempo leyendo este pasaje en Marcos, concentrado en las palabras de Juan el Bautista y la escena del bautismo en sí. ¿Cómo son únicas e increíbles? ¿Cómo puedes renovar tu pasión y entusiasmo por la Encarnación?

Este plan de lectura fue escrito por el personal de RightNow Media, y la enseñanza del video que lo acompaña fue producida en colaboración entre Francis Chan y RightNow Media.