Viviendo Bajo La Provisión De Dios

Día 3 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

«La alacena de Su Presencia»

Todos somos dueños de un cuerpo físico hecho por Dios. Él nos provee los alimentos que comemos para sostener nuestros cuerpos. Nos da el aliento que da vida. Tenemos una mente hecha por Dios capaz de comprender las cosas que Él nos ha revelado. Tenemos una voz creada por Dios que utilizamos para adorarlo a Él. Tenemos habilidades y talentos provistos por Dios a ser utilizados para Su reino.

Dios nos da toda provisión natural y buena que nos sostiene aquí en la tierra. Asimismo, provee todo don bueno y perfecto que sostiene nuestro espíritu. Cada vez que vayamos a la «alacena de la provisión espiritual», podemos estar seguros de que tendremos provisión, pero sólo porque Dios nos la ha dado. Como todo buen Padre, se asegura de tener suficientes suministros en la alacena de Su presencia.

Así como una alacena no podrá alimentarnos si nos quedamos sentados, tenemos que abrir la puerta, mirar y tomar. ¿Tienes hambre de algo que sostendrá tu espíritu? ¿Deseas Su bondad? No es demasiado tarde. Solo abre tu Biblia, pasa tiempo en oración, adoración y alabanza y disfruta de Su provisión. Su Palabra nos dice que si lo buscamos de todo corazón lo encontraremos.