1 Pedro PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO
DHHDK

1 Pedro PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO

PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO
INTRODUCCIÓN
La Primera carta de san Pedro (1 P) está dirigida a los cristianos de Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, provincias romanas situadas en las regiones del norte y el oriente de la península de Asia Menor (actualmente Turquía).
Diversos pasajes de la carta muestran que estos cristianos se habían convertido del paganismo (1.14,18; 2.9-10; 4.3). Este cambio completo en su manera de vivir les había traído la enemistad de sus conciudadanos (4.4). Más aún, estaban sufriendo persecución por su fe, de parte de las autoridades civiles (1.6; 2.12; 3.17; 4.1-4,12-19).
La carta tiene como finalidad principal animar a estos cristianos a mantenerse firmes en su esperanza, a pesar de su situación difícil. Para eso les recuerda ante todo la grandeza del llamamiento que han recibido de Dios (1.3-12). Además, les trae a la memoria el ejemplo de Cristo (2.21-25; 3.17-18); ellos están tomando parte en los sufrimientos de Jesucristo y también participarán de su gloria (4.13).
A lo largo de toda la carta se encuentran exhortaciones a llevar una vida ejemplar. Los cristianos deben abandonar las prácticas que seguían antes de aceptar la fe cristiana (1.14; 4.2-4), y llevar una vida intachable, de manera que los paganos no puedan echarles nada en cara (2.12,15; 3.1-2).
Se dan consejos especiales a los diversos grupos que forman la comunidad: los siervos (2.18-25), los esposos (3.1-7), los ancianos (5.1-4), los jóvenes (5.5). Y hay una referencia especial a la sumisión respecto de las autoridades civiles (2.13-17).
Por encima de todo se recuerda el deber del amor fraterno (1.22-23; 3.8-9; 4.8-10).
Esta carta presenta muchos puntos de contacto con algunas cartas de Pablo, especialmente con Romanos y Efesios (véanse, por ejemplo, las notas a 1 P 1.2,3,4,17,18; 2.8,18-20). Está escrita en un griego muy correcto y aun elegante.
Aparece como autor el apóstol Pedro (1.1). Pero al final (5.12) se dice que fue escrita «por medio de Silvano». Probablemente se trata del mismo personaje llamado Silas, compañero de Pablo, mencionado en Hch 15.22—18.5 (cf. 2 Co 1.19; 1 Ts 1.1; 2 Ts 1.1).
Esta mención y las observaciones ya señaladas sobre el carácter literario y teológico de la carta sugieren que la participación de Silvano en la composición de la carta pudo haber sido significativa. En cuanto a la fecha de composición no hay en el texto indicaciones precisas.
La carta puede verse organizada de la siguiente manera:
Saludo (1.1-2)
Alabanza a Dios (1.3-13)
I. La nueva vida de los cristianos (1.14—2.10)
Dios nos llama a una vida santa (1.14-25)
El nuevo pueblo de Dios (2.1-10)
II. Deberes del cristiano (2.11—4.6)
El buen ejemplo (2.11-12)
Sumisión a las autoridades (2.13-17)
Deberes de los sirvientes (2.18-25)
Deberes de los esposos (3.1-7)
Deberes de todos los cristianos (3.8—4.6)
III. El cristiano ante la proximidad del fin (4.7-19)
El servicio a los demás (4.7-11)
Alegría en el sufrimiento (4.12-19)
IV. Consejos particulares (5.1-11)
A los dirigentes (5.1-4)
A toda la comunidad (5.5-11)
Despedida (5.12-14)

Texto Bíblico: Dios habla hoy © Sociedades Bíblicas Unidas, 1966, 1970, 1979, 1983, 1994.

Aprende más sobre Dios Habla Hoy DK