1 Corintios 14
NTV
14
Lenguas y profecía
1¡Que el amor sea su meta más alta! Pero también deberían desear las capacidades especiales que da el Espíritu, sobre todo la capacidad de profetizar. 2Pues, si alguien tiene la capacidad de hablar en lenguas,#14:2a O en idiomas desconocidos; también en 14:4, 5, 13, 14, 18, 22, 26, 27, 28, 39. le hablará solamente a Dios, dado que la gente no podrá entenderle. Hablará por el poder del Espíritu,#14:2b O Hablará en su espíritu. pero todo será un misterio. 3En cambio, el que profetiza fortalece a otros, los anima y los consuela. 4La persona que habla en lenguas se fortalece a sí misma, pero el que dice una palabra de profecía fortalece a toda la iglesia.
5Yo desearía que todos pudieran hablar en lenguas, pero más aún me gustaría que todos pudieran profetizar. Pues la profecía es superior que hablar en lenguas, a menos que alguien interprete lo que se dice, para que toda la iglesia se fortalezca.
6Amados hermanos, si yo fuera a visitarlos y les hablara en un idioma desconocido,#14:6 O en lenguas; también en 14:19, 23. ¿de qué les serviría a ustedes? En cambio, si les llevo una revelación o un conocimiento especial o una profecía o una enseñanza, eso sí les sería de ayuda. 7Aun los instrumentos inanimados como la flauta y el arpa, tienen que emitir sonidos nítidos, o nadie reconocerá la melodía. 8Si el toque de trompeta no es entendible, ¿cómo sabrán los soldados que se les llama a la batalla?
9Lo mismo ocurre con ustedes. Si hablan a la gente con palabras que no entienden, ¿cómo podrían saber lo que ustedes dicen? Sería igual que hablarle al viento.
10Hay muchos idiomas diferentes en el mundo, y cada uno tiene significado; 11pero si no entiendo un idioma, soy un extranjero para el que lo habla, y el que lo habla es un extranjero para mí. 12Lo mismo ocurre con ustedes. Ya que están tan deseosos de tener las capacidades especiales que da el Espíritu, procuren las que fortalecerán a toda la iglesia.
13Por lo tanto, el que habla en lenguas también debería pedir en oración la capacidad de interpretar lo que se ha dicho. 14Pues, si oro en lenguas, mi espíritu ora, pero yo no entiendo lo que digo.
15¿Qué debo hacer entonces? Oraré en el espíritu#14:15 O en el Espíritu; también en 14:15b, 16. y también oraré con palabras que entiendo. Cantaré en el espíritu y también cantaré con palabras que entiendo. 16Pues, si alabas a Dios solamente en el espíritu, ¿cómo podrán los que no te entienden alabar a Dios contigo? ¿Cómo podrán unirse a tus agradecimientos cuando no entienden lo que dices? 17Tú darás gracias muy bien, pero eso no fortalecerá a la gente que te oye.
18Yo le agradezco a Dios que hablo en lenguas más que cualquiera de ustedes; 19pero en una reunión de la iglesia, para ayudar a otros preferiría hablar cinco palabras comprensibles que diez mil palabras en un idioma desconocido.
20Amados hermanos, no sean infantiles en su comprensión de estas cosas. Sean inocentes como bebés en cuanto a la maldad pero maduros en la comprensión de asuntos como estos. 21En las Escrituras#14:21a En griego En la ley. está escrito:
«Hablaré a mi propio pueblo
en idiomas extraños
y mediante labios de extranjeros.
Pero aun así, no me escucharán»#14:21b Is 28:11-12.,
dice el Señor.
22Así que, como ven, el hablar en lenguas es una señal no para los creyentes sino para los incrédulos. La profecía, sin embargo, es para el beneficio de los creyentes, no de los incrédulos. 23Aun así, si los incrédulos o la gente que no entiende esas cosas entran en la reunión de la iglesia y oyen a todos hablando en un idioma desconocido, pensarán que ustedes están locos; 24pero si todos ustedes están profetizando, y los incrédulos o la gente que no entiende esas cosas entran en la reunión, serán convencidos de pecado y juzgados por lo que ustedes dicen. 25Al escuchar, sus pensamientos secretos quedarán al descubierto y caerán de rodillas y adorarán a Dios declarando: «En verdad, Dios está aquí entre ustedes».
Un llamado a adorar con orden
26Ahora bien, mis hermanos, hagamos un resumen. Cuando se reúnan, uno de ustedes cantará, otro enseñará, otro contará alguna revelación especial que Dios le haya dado, otro hablará en lenguas y otro interpretará lo que se dice; pero cada cosa que se haga debe fortalecer a cada uno de ustedes.
27No más de dos o tres deberían hablar en lenguas. Deben hablar uno a la vez y que alguien interprete lo que ellos digan. 28Pero, si no hay nadie presente que pueda interpretar, ellos deberán guardar silencio en la reunión de la iglesia y hablar en lenguas a Dios en forma privada.
29Que dos o tres personas profeticen y que los demás evalúen lo que se dice. 30Pero, si alguien está profetizando y otra persona recibe una revelación del Señor, el que está hablando debe callarse. 31De esa manera, todos los que profeticen tendrán su turno para hablar, uno después de otro, para que todos aprendan y sean alentados. 32Recuerden que la gente que profetiza está en control de su espíritu y puede turnarse con otros. 33Pues Dios no es Dios de desorden sino de paz, como en todas las reuniones del pueblo santo de Dios.#14:33 La frase como en todas las reuniones del pueblo santo de Dios podría, en cambio, unirse al comienzo de 14:34.
34Las mujeres deben guardar silencio durante las reuniones de la iglesia. No es apropiado que hablen. Deben ser sumisas, tal como dice la ley. 35Si tienen preguntas, que le pregunten a su marido en casa, porque no es apropiado que las mujeres hablen en las reuniones de la iglesia.#14:35 Algunos manuscritos ubican los versículos 34-35 después de 14:40.
36¿O acaso piensan, corintios, que la palabra de Dios se originó con ustedes? ¿Son ustedes los únicos a quienes fue entregada? 37Si alguien afirma ser profeta o piensa que es espiritual, debería reconocer que lo que digo es un mandato del Señor mismo; 38pero si no lo reconoce, él tampoco será reconocido.#14:38 Algunos manuscritos dicen si ignora esto, permanece en su ignorancia.
39Por lo tanto, mis amados hermanos, con todo corazón deseen profetizar y no prohíban que se hable en lenguas; 40pero asegúrense de que todo se haga de forma apropiada y con orden.

Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.

Aprende más sobre Nueva Traducción Viviente