Aquí Estoy, Señor: Devociones del Ministerio Tiempo de Gracia

Devocionales
Introducción

La Biblia es la Palabra de Dios. Pero esas palabras no le fueron dadas a la humanidad de una sola vez, no le fueron dadas todas al mismo tiempo, ni todas por medio de una sola persona, ni todas en el mismo estilo. La Biblia nos fue revelada en el transcurso de 1,600 años y utiliza una amplia variedad de estilos literarios: historia, ley, sermones, poesía, libreto para un musical, dichos de sabiduría, diálogo dramático, cartas y visiones proféticas. Casi toda la Biblia se presenta en un estilo que trae información de Dios para nosotros.

Excepto los Salmos. El contenido de los Salmos vino de Dios, pero él expresó gran parte de ese libro en términos de primera personas para darnos a nosotros un vocabulario para hablarle a él. Los Salmos son literatura devocional de gran calidad, que guía nuestros pensamientos y emociones cuando le presentamos a Dios nuestras alabanzas, peticiones, gemidos, lamentos, confusiones, confesiones de pecado, gritos de dolor y peticiones de protección, perdón, guía y curación.

Aproximadamente la mitad de las devociones de este librito "Aquí Estoy, Señor" expresan peticiones de ayuda, y la otra mitad expresa gratitud y alegría. Tengo la esperanza de que estos cortos “Estudios bíblicos para personas ocupadas” enriquezcan su vida de oración y lo lleven a tener mayor aprecio por el maravilloso recurso espiritual llamado los Salmos.

--Pastor Mark Jeske