Raíces Profundas en Él

Devocionales

Frutos abundantes


Llegamos al ultimo día y que lindo poder hablar de frutos, todos queremos ver resultados rápidos y que sean duraderos, pero como estuvimos leyendo todo tiene su proceso. Permanecer en él, algo que aprendí es que el fruto de nuestra vida es la forma en la que Dios recibe en la tierra el honor que le es debido y que mejor poder demostrar su amor, gozo, paciencia, bondad, fe etc. 


No se ponga a mirar la huertita del otro, comience a mirar lo que Dios esta haciendo y va a seguir haciendo en usted porque nunca es tarde para comenzar a dar frutos. 


 ¿Ahora que hacemos cuando ya tenemos esos frutos que desbordan? En primer lugar, es importante compartir con los demás, nada mas hermoso que dar a otros lo que tenemos y por sobre todo hacer una revisión todos los días, ¿Qué es lo que tengo que cambiar Dios? ¿Qué quieres seguir haciendo en mí?


Anota todo lo que él Espíritu Santo te vaya diciendo. A veces es necesario la poda, porque ya no hay espacio y ahí es momento de dar, también puede ser porque alguna hoja este dañada (puede ser alguna ofensa, enojo etc.) 


 Por eso es importante día a día dejar que él mejor tutor de todo nos muestre que hacer y como seguir.