Raíces Profundas en Él

Día 3 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Permanencia


Cuando estamos creciendo duele un poco las rodillas o ciertas partes del cuerpo porque son etapas de la vida y vamos cambiando, a veces hay situaciones que son bastante difíciles y no nos gustan, queremos que se solucionen rápido o que ya se termine. Ese tiempo de sacar las raíces malas no me agrado para nada, fueron días muy duros, pero aprendí a permanecer, a permanecer en él y en su amor, había días donde solo quería huir o simplemente dejar todo lo que estaba haciendo, ahí fue donde entendí que si realmente no permanecemos vamos a seguir como esos cotiledones que son las primeras hojas de un árbol o planta, que se arrancan fácilmente de su maceta, pero si permanecemos ante esas dificultades y ese proceso que está costando, él nos sostiene y nos ayuda a levantarnos.


A las plantas se les pone unos tutores, son los que guían el crecimiento y ayudan a sostener, así es papa Dios, es nuestro guía, ese tutor en medio de ese crecimiento.


Si usted permanece conectado a él nada va a impedir que esas raíces estén fuertes y pueda dar esos frutos abundantes.


*Recuerde que sin intimidad no hay crecimiento