Cómo Realizar Un Ayuno Bíblico.

Devocionales

¿Cuánto tiempo puede durar un ayuno? Parte 1





La Biblia nos menciona varios ayunos de intercesión (acto de hablar con una persona con el propósito de conseguir para otra algún bien, o para defenderla.)     



  • Un día de ayuno: como el que hace hasta hoy el pueblo de Israel en el día de Yom kippur o Día de expiación, en el cual todos los judíos ayunan ante Dios, buscando con esto, obtener el perdón de sus pecados, 


 Levítico 23:27 


"Asegúrate de celebrar el Día del Perdón el décimo día del mismo mes, nueve días después del Festival de las Trompetas. Lo celebrarás como día oficial de asamblea santa, un día para negarte a ti mismo y presentar ofrendas especiales al Señor."     



  • Tres días de ayuno: como el que promulgó la reina Ester para que Dios la librara a ella y a su gente de la sentencia de muerte que ordenaba un edicto real.


Ester 4:15-16 


"Entonces Ester envió la siguiente respuesta a Mardoqueo: «Ve y reúne a todos los judíos que están en Susa y hagan ayuno por mí. No coman ni beban durante tres días, ni de noche ni de día; mis doncellas y yo haremos lo mismo."     



  • Siete días de ayuno: como el que hizo David buscando obtener la misericordia de Dios para ver si el hijo que había engendrado como resultado de su relación con Betsabé se recuperaba de mal que le aquejaba. 


2 Samuel 12:16-23 


"Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra. Y se levantaron los ancianos de su casa, y fueron a él para hacerlo levantar de la tierra; mas él no quiso, ni comió con ellos pan. Y al séptimo día murió el niño; y temían los siervos de David hacerle saber que el niño había muerto, diciendo entre sí: Cuando el niño aún vivía, le hablábamos, y no quería oír nuestra voz; ¿Cuánto más se afligirá si le decimos que el niño ha muerto? Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió. Y le dijeron sus siervos: ¿Qué es esto que has hecho? Por el niño, viviendo aún, ayunabas y llorabas; y muerto él, te levantaste y comiste pan. Y él respondió: Viviendo aún el niño, yo ayunaba y lloraba, diciendo: ¿Quién sabe si Dios tendrá compasión de mí, y vivirá el niño? Mas ahora que ha muerto, ¿para qué he de ayunar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mí."