Conexiones Divinas

Devocionales

Decidamos perdonar


Dios nos perdona a nosotros constantemente, no podemos tener la doble moral de buscar el perdón de Él y a la vez no ofrecer perdón a nuestro prójimo. Somos imperfectos, al igual que la gente que nos rodea; eso significa que cometeremos errores con Dios y con las personas. Aunque sea difícil busquemos imitar al Señor perdonando a aquellos que nos han lastimado. Que la falta de perdón en tu corazón no impida que recibas perdón, como lo dice el libro de Mateo.


Perdonar no es fácil. Las heridas en el corazón pueden llegar a ser muy profundas y difíciles de sanar. Sin embargo, no hacerlo a la larga es peor porque provoca amargura y resentimientos. Cuando no perdonamos estamos dejando la puerta abierta para que sentimientos negativos nos contaminen. Esto provocará que no disfrutemos nuestra vida. Cerremos esa puerta y perdonemos para que el gozo y la alegría puedan entrar en nuestra vida.