Los Proverbios: Busca La Sabiduría - Parte 1

Devocional

BUSCA LA SABIDURÍA


Para iniciar este devocional, vamos a hablar sobre el rey Salomón. Según leemos en 2 Crónicas 1, el rey Salomón, hijo de David, honraba a Dios en gran manera y Dios estaba con él. Después de un día de haber pasado tiempo adorando a Dios, se le aparece y le dice una de las cosas que todo hijo de Dios quisiera escuchar: “Pide lo que quieras que yo te lo dare” ¡Qué increíble! Ya conocemos la historia. Salomón le pidió a Dios sabiduría. ¿Cuántos de nosotros hubiésemos pedido lo mismo? Pero aún más importante, Salomón entendía que Dios lo había puesto como rey. Él no solo pidió algo muy sensato, sino que pidió algo que él sabía que necesitaría para cumplir con excelencia la voluntad de Dios en su vida. Entendía el lugar en el que había sido puesto. ¿Cuántos de nosotros pediríamos algo conforme a la voluntad de Dios y no a la nuestra? ¿Cuántos de nosotros pediríamos algo que sabemos que ayudará a otros y no un interés propio? 





Todos en nuestro caminar con Dios deberíamos pedir sabiduría, y yo me pongo como primera en la fila de las personas que no han sabido hacerlo. Pedimos unción, dones, talentos, ministerios, etc. pero no siempre pedimos sabiduría para saber usar y administrar todas esas otras cosas que estamos pidiendo. La sabiduría, según su definición, se obtiene por el estudio. Esto quiere decir que podemos obtenerla a través del estudio de la palabra, pero también podemos pedirle a Dios que ponga ese carácter en nosotros.





Salomón hubiese podido pedir riquezas, bienes, gloria, la vida de sus enemigos y aún muchos días de vida, pero al pedir sabiduría, le fueron dadas también todas estas cosas. Ahora además podía administrarlas de una forma sabia. Dios quiere darte unción, dones, talentos, revelación y muchas otras cosas, pero qué mejor que tener también aquello que nos va a ayudar a administrar todas esas cosas conforme a Su voluntad: La sabiduría.