21 Días De Relación Con Dios

Devocionales

Intimidad con Dios y tu manejo de vida y agenda.





Josué 1:3, 9 RV60 “Yo os he entregado, como lo había dicho a Moisés, todo lugar que pisare la planta de vuestro pie. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” 





NECESIDAD 1: Equilibrar el desmedido énfasis y enfoque en el Hacer y Lograr con el poco énfasis y enfoque en el SER.


Aprender a cuidar, en primer lugar, tu SER:


Ser más espiritual.


Ser más amigo íntimo de Dios.


Ser más equilibrado.


Ser más proactivo.


Ser más sabio.


Ser más barro en Sus Manos.


Ser más calmado.


Ser cristiano del Lugar Santísimo.


Ser más templado.


Ser más paciente.


Ser menos impulsivo.


Ser más justo en tus exigencias a otros.


Ser más misericordioso y clemente, así como Dios es contigo.


Ser un cristiano de oración.


Ser más efectivo y eficiente.


Ser lleno del Espíritu Santo.


Ser más como Jesús.





Dinámica: 


De la lista de arriba, marca las que ya has avanzado en más del 50%.





PRINCIPIO RECTOR: ¡PRIMERO el SER, luego el Hacer y Lograr! Que tu Hacer sea producto de tu SER.





NECESIDAD 2: Tener una agenda que sirva primero a tu SER y, luego, al prójimo.


Una agenda HACIA DIOS y, en segundo lugar, una agenda hacia la gente.


Cuida bien que tu agenda NO la maneje la gente. Es decir, las urgencias y necesidades de la gente. Cuida que tu agenda sea integral y equilibrada, que atienda todas las áreas de tu vida.





Date tiempo para Dios, en primer lugar. También date tiempo para la gente. Y date tiempo para Hacer y Lograr.


Tu agenda la debería manejar el Espíritu Santo, quien te hará apartar un tiempo diario bien proactivo y estratégico a los pies de Jesús, en intimidad con Él. ¡Entonces estarás listo para atender la tierra!


Este tiempo proactivo y estratégico con Jesús, lo tienes que valorar de tal manera que lo defenderás radicalmente. ¡Y no será negociable!


Es muy peligroso que te pases dando y dando a la gente sin recibir lo suficiente de Dios. En este caso del SER, el Dar No es más importante que el Recibir de Dios (llenarse de Él).


Recibir de Dios es clave para poder Dar (lo de Él).


No te pases la vida dando lo tuyo. Pasa tu vida dando lo de Dios. Y para que eso suceda, tienes que priorizar tu tiempo diario de ESTAR a los pies de Jesús, para SER lleno de Él.


Equilibra tu agenda: Debes tener tiempo para descansar y clarear tu mente y corazón a los pies del Maestro.


Tienes que fabricar tiempo para Recibir de Dios... ¡Ésa es tu mayor responsabilidad!





Dinámica: 


Anota las 5 prioridades más importantes para este nuevo año.





NECESIDAD 3: Cuidar muy bien el tiempo que te queda “en tu último cuarto de milla”, porque ya avanzaron los años 


y la vida.


San Pablo dice: “Corre de tal manera que ganes” (Vive de tal manera que termines dejando ganancia). Y esto depende de ti, de tu obediencia a los principios de Dios, de NO anteponer el Hacer ni el Lograr al Ser.


Cuida muy bien tu manejo de vida, de agenda, de prioridades.


Ya avanzaste en la vida, ya tienes muchos años. Debes aprender a vivir “las prioridades de Dios”, “la agenda de Dios”.


No tengas como prioridad una agenda hacia la gente, hacia el Hacer o Lograr.


Construye un estilo de vida con una agenda HACIA DIOS... El resto es añadidura, dice la Palabra de Dios. Corre para ganar, gobernado y guiado por Su Espíritu.


La vida moderna está llena de ruidos, activismos y compromisos… Trata, al máximo, de salirte del bullicio de la vida, por los menos un fin de semana al mes.


Jesús buscaba tiempos sin bullicio. Buscaba lugares apartados y solitarios donde NO interrumpían su agenda de comunión e intimidad con Su Padre... Al igual que Jesús, aprende a cuidar mucho tu intimidad con Dios.





TIEMPO DE ORAR: ¿Qué temas hablarías hoy con Dios? Toma varios minutos