Avanzando Cuando Ha Pasado Mucho Tiempo

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Esta temporada de la vida ha sido salvaje y larga para muchos. Abrazos desde lejos, cierres de fronteras y aumento de regulaciones, toda forma de celebración o luto alterada, ansiedades y temores aumentados mientras anhelamos que la vida se estabilice, y sin embargo, tantas preguntas permanecen. ¿Cómo avanzamos cuando ha pasado mucho tiempo; cuando la vida ha cambiado de forma tan dramática y nos encontramos esperando todavía? 


En Lucas 2, María y José viajan con Jesús al templo para su dedicación al Señor, como era costumbre. Simeón, un hombre local y devoto, ora y profetiza sobre el bebé. Simeón era anciano y había esperado mucho tiempo la revelación del Mesías. Simeón demuestra cualidades que todos necesitamos desesperadamente como creyentes y que potencian nuestra vida cotidiana y ordinaria. La vida doméstica choca con la divina.   


Necesitamos una vida con el poder del Espíritu Santo. Necesitamos a Dios no sólo en nuestros momentos de devoción o en pequeños grupos o en el servicio, sino en una comunión continua con el Espíritu de Dios que reconozca la gracia continua de Dios. Que la respuesta de la gente sea la de la gracia de Dios demostrada y como resultado del Espíritu de Dios descansando sobre nosotros.  


PREGUNTAS   


¿Acogemos el Espíritu de Dios para que descanse sobre nosotros? ¿Es evidente la gracia de Dios para todos?  


¿Dónde puedes reconocer la necesidad de una mayor confianza en el Señor en tu vida?