Aprendiendo De Los Animales: El Camaleón

Dia 3 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

El Camaleón


El camaleón tiene ojos variablemente direccionados


Este animal tiene ojos independientes y con movimientos independientes. Con un ojo mira a un lado y con el otro para otro. Y tiene una visión de 360 grados. Siempre están viendo todo, ellos se distraen con todo. Los camaleones pueden observar todo, menos a sí mismos.


Mateo 7:3 nos dice: ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?


Veamos cómo lo describe la versión TLA ¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú? 


Es como que puedes notar con facilidad que en el ojo del otro hay una basurita, y no puedes llegar a percatarte de que en tu ojo hay una rama. 


El verso continúa... ¿Cómo te atreves a decirle a otro: “Déjame sacarte la basurita que tienes en el ojo”, si en tu ojo tienes una rama? ¡Hipócrita! Primero saca la rama que tienes en tu ojo, y así podrás ver bien para sacar la basurita que está en el ojo del otro.


Ver las debilidades y faltas de otros siempre será mucho más facil que observarnos a nosotros mismos. Necesitamos aprender a juzgar con un justo juicio. Siempre será un mejor ejercicio mirarnos a nosotros mismos primeramente. 


¿Has estado orando para que Dios cambie alguien a quien amas? Seguramente puedes notar con facilidad todas las faltas en esa persona y quizás ya lleves un tiempo esperando ver algún cambio. Pero quiero decirte que no verás resultados hasta que no comiences a pedirle a Dios que comience cambiandote a ti. Pídele que direccione tu mirada correctamente, que aclare tu visión; sólo de esa forma podrás ayudar a dirigir a otros.


Procura que tus independientes ojos se hagan dependientes de Dios.