Dependencia

Día 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Jesús y los niños 


Les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándole en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.


Marcos 10:16




Jesús les dice a sus discípulos que de los que son “como” niños es el Reino y que hay que recibir este Reino como ellos. 


El punto de comparación es el siguiente: los niños no son autovalentes, sino que *dependen* del cuidado de los demás y reciben las cosas no porque se las hayan ganado haciendo méritos, sino gratuitamente y no se hacen mayor problema por esto. Esto significa que en una sociedad y en una religión en que lo central es el mérito y el cumplimiento, sobre todo en lo que se refiere a la salvación, Jesús hace estallar la lógica imperante al ofrecer la salvación como regalo y no como premio o sueldo por los esfuerzos realizados.


Los niños o jóvenes en una iglesia,  son descritos como “La iglesia del futuro”. Pero de acuerdo con Jesús, no son solo la iglesia del futuro, sino que son la Iglesia de Hoy: "El reino de los cielos es de quienes son como ellos".


Los niños son inocentes, perdonan fácilmente, no guardan rencor y su Fe es demasiado grande, pero lo más importante es que son *dependientes*.




Cuánto tenemos que aprender de ellos…