El Verdadero Amor Revelado

Día 1 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocional

El Verdadero Amor Se Revela A Través De La Creación


Al observar el mundo que nos rodea y podemos ver la gloria de Dios revelada. También podemos ver el quebranto del mundo y la pecaminosidad de la humanidad pero la creación que nos rodea es gloriosa, asombrosamente magnífica, incluso en su estado caído. 


Estudiamos los cielos y nos asombra la inmensidad de las galaxias. Miramos en el océano y vemos una belleza sin igual. Vemos las coloridas flores silvestres, los altísimos árboles y los interesantes animales y nos quedamos mirando con incredulidad la singularidad y variedad de todo ello. Observamos el cuerpo humano, desde el proceso de procreación hasta el nacimiento de un niño, pasando por el crecimiento y la madurez de un ser humano, y nos maravillamos del diseño de todo ello. 


Toda la creación habla en voz alta del arte, la creatividad, las complejidades, la brillantez y el poder de Dios, el Creador. La gloria de Dios se revela en todo lo que Él ha hecho.


¿Has pensado alguna vez en lo que todo esto revela sobre el amor de Dios por nosotros? Al revelar la gloria de Dios a través de la creación, podemos ver que Su amor es parte de la gloria revelada. En el primer capítulo de la Biblia, leemos de todo lo que Dios creó, incluida la humanidad. Dios hizo creó todo con la belleza y el esplendor que vemos en la creación que nos rodea. Luego, Dios se lo dio todo a la humanidad. Dios les dio el mundo entero a Adán y Eva para que lo disfrutaran, diciéndoles que era para que lo llenaran y gobernaran.


Dios no tenía que hacer flores hermosas, pero las hizo y nos las dio para que las disfrutemos. Dios no tenía que hacer el atardecer o el cielo nocturno tan hermoso, pero lo hizo y nos lo dio para que lo disfrutemos. Dios no tenía que hacer que el proceso de continuación de la raza humana fuera agradable, pero eligió hacernos para que lo fuera. Cada detalle de la creación, desde el sabor de la comida hasta el regalo del sueño: desde la grandeza de las montañas hasta la delicada belleza de una mariposa, es una expresión del profundo y verdadero amor que Dios tiene por toda la humanidad. 


Tómate hoy un momento extra para detenerte en el ajetreo diario, mirar a tu alrededor y considerar lo que Dios te ha dado en todo lo que ha creado, para que puedas ver Su verdadero amor revelado.