Ágape Amor de Dios

Devocionales

¿Qué es el amor?

No es una simple emoción, ni una preferencia o una afinidad. No está basado en la reciprocidad. Tampoco depende de los méritos personales de a quien se ama.

Amar es servir, atender, cuidar, sustentar, apoyar, acompañar, dar. Como verbo (amar) tiene movimiento y dinamismo, es acción. El amor es una facultad (competencia), una actitud activa más que a un sentimiento pasivo y reactivo. Como facultad el amor es proactivo (no reactivo): toma la iniciativa, es diligente, se responsabiliza, se compromete. Por el contrario, enfocarse en el sentimiento implica adoptar una actitud reactiva.

El amor es una decisión

El amor es una decisión, una resolución, y no una reacción emocional - visceral de la que no somos responsables. 

El amor no se trata de preferencias o emociones, sino de lo que hacemos y cómo nos relacionamos con las personas. El amor trata de compromisos, comportamientos y decisiones. El amor se alimenta del compromiso, y el compromiso es un fruto de la voluntad. Al respeto comenta Josef Rattner: “El núcleo del amor no es afectivo ni cognitivo, es volitivo”.

El amor, desde la perspectiva bíblica, tiene que ver más con la mente, con la voluntad de la persona. No es algo que nos ocurre o con lo que simplemente nos tropezamos. Barclay William enuncia: “No es una mera emoción que se desata espontáneamente en nuestros corazones, sino un principio por el cual vivimos deliberadamente. Ágape se relaciona íntimamente con la voluntad. Es una conquista, una victoria, una proeza”. 

El amor es una conquista de la voluntad sobre todas las inclinaciones naturales y emocionales. Si el amor fuera un sentimiento, se agotaría muy rápidamente, y el amor sería algo voluble e incierto, porque los sentimientos van y vienen, pero la Biblia nos dice que el amor permanece para siempre; que el amor nunca deja de ser.

Al leer primera de Corintios 13 se puede apreciar que el amor se trata de conductas y actitudes, más que de sentimientos. Ser benignos, no tener envidia, no hacer nada indebido, no buscar lo suyo, etc. habla más de actitudes y comportamientos.