Todo Nuevo, Nuevos Comienzos

Día 3 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Una nueva oportunidad de vida


Había un hombre llamado Giezi, este hombre era el servidor de un profeta muy importante, este hombre presencio las maravillas y los milagros que Dios hizo a través de la mano del profeta, pero hubo codicia en su corazón, y se llenó de lepra, pero eso no es todo, la maldición también era para su descendencia. Qué triste y que duro es que por causa de una mala decisión, que por causa del pecado, suframos las consecuencias toda tu vida y no nada más nosotros sino también nuestra familia.


Pero nuestro Dios es Dios de nuevos inicios, de nuevos comienzos, ¡Es increíble! 


Como es conocido, la lepra era una enfermedad mortal, en ese tiempo no existía una cura para tratarla, se puede entender que el destino de ese siervo era morir de lepra, sin embargo el Dios de nuevos comienzos, le da una nueva oportunidad de vida, en la biblia tuvieron que pasar cuatro capítulos probablemente fueron siete años para que el nombre de Giezi volviera aparecer, pareciera que todo había terminado para este hombre, pero vuelve a parecer y ahora esta con el rey, un hombre con lepra no podía estar junto al rey, bueno no podía estar con nadie, tenía que vivir marginado de la sociedad, pero ahora esta con el rey sirviéndole de copero y contándole todas las maravillas que Dios hizo a través del profeta Eliseo, este hombre obtuvo una nueva oportunidad, no se sabe si fue el mismo Eliseo quien oro para que sanara, no se sabe si fue él mismo quien busco al Dios de Eliseo con un corazón arrepentido y Dios lo sano, lo que sabemos es que ahora esa vida que se veía acabada ahora está disfrutando de una nueva oportunidad.


Hoy aquí hay muchos que necesitan nuevos comienzos, que necesitan una nueva oportunidad, el Dios de las segundas oportunidades está aquí, y si tú estás leyendo esto es porque Dios te quiere dar un nuevo comienzo, estoy seguro que Él te dará el recurso para terminar con esa deuda, que esa enfermedad no es para muerte porque Él es El Señor de nuevos inicios.