Tú eres Amado

Dia 4 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Llamado para Amar a Dios y amar al prójimo


El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. (Romanos 12:9)



Jesús resumió todas las leyes del Antiguo Testamento en el primer gran mandamiento: amar a Dios con todo nuestro corazón y en segundo lugar, a nuestro prójimo como a nosotros mismos.(Mateo 22:37-40). "Prójimo", en este pasaje, no se limita al referirse a aquellos que comparten una línea de propiedad contigo. Tu prójimo es cualquiera que encuentres o que seas capaz de impactar. Es fácil amarnos a nosotros mismos. Pasamos por alto las faltas y nos focalizamos en lo bueno que hacemos. Es más difícil amar a los demás.



Si realmente comprendemos el amor de Dios y las buenas noticias del Evangelio, tendremos como propósito compartir amor con cuantas personas podamos. El pasaje de hoy está lleno de mandamientos que proveen ejemplos de cómo podemos mostrar amor, perdón y gracia. ¿Cuál de estos mandamientos puede Dios estar desafiándote para que apliques en tus interacciones con otras personas hoy?



Antes de poner excusas, no olvidemos que Jesús transitó todo el camino hacia la muerte, y muerte de cruz, por amor a nosotros. ¡No olvides que Dios llama a cada cristiano a ser un sacrificio vivo (Romanos 12:1)! Puede no ser fácil amar a otros, pero es lo que Dios quiere de nosotros. Comienza orando por otros y Dios calmará tu ira, te ayudará a superar tus excusas y abrirá puertas para mostrar y compartir el amor de Cristo.



Mientras oras, pídele a nuestro Dios de amor que te ayude a amar a otros.




Deseamos que este Plan te haya animado a amar como Cristo. Para obtener más devocionales de autores como Duane Loynes, explora otros recursos bíblicos en"Palabras de Esperanza".