Tú eres Amado

Dia 2 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

El Amor Paciente De Dios


Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón. (Oseas 2:14)



Cuando estaba en segundo grado, un niño en mi clase prometió que él mantendría la respiración hasta que la niña que le gustaba dijese que él también le gustaba a ella. Al ver con miedo que su cara estaba roja, ella gritó, "Ok Me gustas." No es necesario decir que esa "relación" no duró mucho.



En este bello pasaje de Oseas, leemos que mientras la gente de Dios eligió seguir a otros dioses, Dios no se rindió con ellos. Si no más bien los obligó a amarlo, Dios dice que los atraerá y les hablará tiernamente, dándoles esperanza donde no había. A través de esto, Dios declara que un día ellos lo llamarán "mi esposo" (v.16) Esta es la promesa de Cristo. A través de su muerte y resurrección, la cortina se rasgó entre nosotros y Dios. Somos completamente perdonados, nuestras transgresiones pasadas fueron olvidadas. Dios ha abierto las puertas de la esperanza y vemos que no es un amo exigiendo nuestro amor, sino un Dios paciente que buscauna relacióncon nosotros. Relación que no se nos impone, sino que la deseamos porque él nos ha mostrado la profundidad de su amor a través de la sangre de Cristo Jesús.



Hoy, considera el amor paciente de Dios. Él no te exigirá que lo ames, sino que te estará llamando siempre, listo para recibirte con sus brazos abiertos.



Al orar, agradécele a nuestro fiel Dios por su amor. Pídele que te ayude a amar a otros de la forma en que él lo hace contigo.