Punto de encuentro

Devocionales

VOLVIENDO A LA FUENTE

Principio 1

“Siempre que intentemos saciar nuestra sed con una fuente externa volveremos a tener sed”

Jesús se acercó intencionalmente a una mujer que trataba de satisfacer su sed natural. Esta mujer estaba cansada de ir todos los días a un pozo externo, donde lo único que podía hacer era saciar su sed momentáneamente. 

En el encuentro con Jesús se pone de manifiesto una necesidad profunda en su espíritu, mucho mayor que su deseo por agua. 

En este pasaje se puede ver el deseo de Jesús de saciar la sed espiritual, invita a entender que realmente ese es el anhelo que debe ser saciado y al que poca atención se presta, porque solamente se piensa en la necesidad natural. 

Una vez el profeta confrontó al pueblo de Dios con estas palabras: “Pues mi pueblo ha cometido dos maldades: me ha abandonado a mí —la fuente de agua viva— y ha cavado para sí cisternas rotas ¡qué jamás pueden retener el agua!” -Jeremías 2:13 NTV

Hoy es un día de abandonar las fuentes externas y conectar con la fuente de agua de vida eterna.

Consejos prácticos:

1- Pídele al Espíritu Santo que examine tu corazón, te ayude a identificar esas cisternas que cavaste con el fin de saciar tu sed. Pide perdón y corre a la verdadera fuente. 

2- Ten presente el pasaje de Juan 15:5 donde dice que sin él nada podemos hacer. Simplemente dile: “Quiero permanecer en ti”.

Menny Escobar