De La Mano De Jesús

Devocionales

Leer la Biblia


La Biblia es la Palabra de Dios. Así como un teléfono móvil viene con un Manual para el usuario, de la misma manera Dios que es nuestro Creador nos dejó un “Manual” para que aprendamos a vivir según Dios. Si le obedecemos nos irá bien en todo. La Biblia No es un conjunto de prohibiciones para hacer nuestra vida desdichada, por el contrario, es la “Carta de Amor” que un Padre le da a su hijo para que todo le vaya bien! Si le obedecemos tendremos una Vida Plena y feliz de la mano de Jesús (Juan 10:10). Muchas veces escucho personas que quieren conocer la “Voluntad de Dios”, bueno, la Biblia nos muestra claramente cuál es Su Voluntad para cada aspecto de nuestra vida, por eso es tan importante conocerla. Quisiera destacar algo aquí, el autor de la Biblia es el Espíritu Santo (porque fue Él quien inspiró a los hombres y mujeres de Dios que la escribieron) y eso significa algo muy importante para nosotros. El Autor de la Biblia aún sigue vivo! Es por eso que cada vez que estés leyendo algo y no lo entiendas, puedes frenar un instante y en oración preguntarle al Autor (el Espíritu Santo) que vive dentro de ti, qué fue lo que quiso decir al escribir lo que escribió. 


“Tenemos la Palabra profética más segura” (2 Pedro 1:19) muchos buscan mensajes, predicaciones, profecías (nada de eso está mal), pero sepamos que por encima de todo y de todos existe una AUTORIDAD SUPREMA que rige todo lo que hacemos o dejamos de hacer como Iglesia de Cristo: LA BIBLIA. Nadie puede impedirte hacer algo que la Biblia ordena, así como tampoco pueden obligarte a hacer algo que la Biblia NO dice. Por eso es tan importante leer y conocer la Biblia. Alguien que no conoce la Palabra de Dios quedará a merced de lo que otros digan acerca de Dios y pone en peligro su propia vida espiritual.


La lectura de la Biblia no fue diseñada simplemente para hacernos más inteligentes, sino para que mediante su lectura podamos CONOCER a Dios y ser transformados. La Biblia tiene por objeto conocer al Dios de La Biblia, no un mero conocimiento intelectual. Es por eso que la lectura de la Biblia siempre tiene que ir unida a la oración, juntas, tienen el poder de sostenerte en el camino correcto aún en tiempos de dificultad. Aférrate a la Biblia, busca conocerla, léela, medita y piensa en lo que dice constantemente, así te irá bien en todo lo que hagas! 


TIPS: Como sugerencia, si nunca leíste la Biblia, comienza por el Evangelio de Marcos, allí cuenta la Historia de Jesús y sus discípulos, el mensaje de Jesús, su muerte y Resurrección. Luego, continúa por el libro de Hechos de los Apóstoles, Hechos continúa donde termina Marcos, contando la historia de los discípulos de Jesús luego de la Resurrección, cómo llevaron el mensaje del Evangelio con valentía por todo el mundo conocido. Después, puedes leer alguna carta de Pablo; Romanos por ejemplo habla de cómo los seres humanos (que estamos llenos de pecado) nos podemos encontrar con Dios y cómo el sacrificio de Jesús nos regala perdón y salvación. Por último, puedes leer alguna otra carta del Nuevo Testamento antes de pasar al Antiguo Testamento donde encontrarás, por ejemplo, el libro de los Salmos, Proverbios, así como la creación del mundo y la historia de los Patriarcas en el Génesis.