Encuentra Tu Identidad

Día 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Amor incondicional=Identidad


Las películas románticas más exitosas en la historia de la humanidad son aquellas en las que la pareja hace hasta lo imposible porque su amor perdure, para que, como dice Corintios, el amor nunca deje de ser. 


Todos anhelamos una historia de amor que perdure, nadie inicia una relación pensando en ser lastimado ni lastimar, esto es porque una relación de amor incondicional nos ofrece mucho más que placeres sexuales y sentimientos intensos. El amor incondicional nos da seguridad e identidad, por eso Dios, antes de transformarnos y adoptarnos, nos amó. 


De hecho, aunque tú decidieras no seguir a Jesús, él ha decidido amarte de manera incondicional, pues dio su vida para que tuvieras salvación, sin embargo él no te va a obligar a que aceptes su amor. 


Uno de los regalos que recibimos a través de este amor es el de la identidad, pues dice la Biblia que fuimos adoptados, es decir, somos llamados hijos de Dios, esto es, nuestra identidad es de hijos. 


La identidad representa los diferentes rasgos y características que nos hacen únicos. Cuando hemos vivido en un ambiente donde no nos han amado de manera incondicional, es más difícil que conozcamos y aceptemos estas características únicas, de manera que podríamos entrar en un juego en el que creamos que nuestro valor se basa en lo que hacemos. 


El texto bíblico nos revela que el conocer el amor verdadero hará que entendamos nuestro valor. El verdadero amor según la Biblia se encuentra en una persona: Cristo.