Logo de YouVersion
Ícono Búsqueda

[Serie Todas las cosas] Nosotros el puebloMuestra

[Serie Todas las cosas] Nosotros el pueblo

DÍA 3 DE 3

Nosotros, el pueblo, nos regocijaremos en el Señor y seremos amables

La iglesia de Filipos, así como la mayoría de las iglesias en tiempos del apóstol Pablo, se enfrentó a muchas pruebas y dificultades. Ser cristiano en el primer siglo después de Cristo, implicaba tener a tus líderes encarcelados, conflictos entre nuevas y peligrosas falsas enseñanzas, además de constantes persecuciones.

Las iglesias tenían muchas razones para estar tristes y abatidas, y aún así, Pablo las llamó a regocijarse en el Señor siempre. Es fácil regocijarse cuando las cosas van bien, pero se necesita mucho coraje para regocijarse cuando todo parece estar actuando en tu contra. Y es precisamente por esta razón que Pablo nos llama a regocijarnos en el Señor. El regocijo no viene de circunstancias externas, viene de adentro, de mantener nuestros ojos y enfoque en Jesús y en el regalo de nuestra salvación en y a través de Él. 

Esta confianza en la obra de Jesús produce un gozo indescriptible que nos hace permanecer firmes y disfrutar de los beneficios de ser hijos de Dios. Tenemos seguridad y una perspectiva de la vida que es completamente diferente de la que tiene el mundo. Nuestra satisfacción viene del Señor, manteniendo una perspectiva espiritual en todas las cosas.

Pero es interesante notar que Pablo no se detiene en el regocijo. También llamó a los filipenses a ser amables. La gracia implica gentileza, entrega y paciencia. Una persona amable no insiste en sus derechos y privilegios, sino que es considerada con los demás. Pablo nos insta a ser desinteresados en nuestra humildad, a servir y cuidar a los demás.

Pero hay más. El final de este hilo de pensamiento es el foco principal y la razón detrás del llamado del apóstol a la iglesia a crecer más cerca y a sanar sus relaciones; como también a mantenerse firme y regocijarse en el Señor en medio de las dificultades y pruebas. Pablo dice: "Recuerden que el Señor vuelve pronto" (Filipenses 4:5 NTV). 

Esa es nuestra perspectiva como hijos de Dios. El Señor vendrá pronto. Estemos listos, regocijémonos en las cosas de arriba y seamos agradecidos. Considera como un privilegio orar por nuestros líderes para que tengan sabiduría, por esos trabajadores esenciales que arriesgan sus vidas cada día para mantenernos a salvo. No dejes de regocijarte en Dios en estos momentos. Seamos aquellos que ofrecen ayuda, oran y sirven siendo amables los unos con los otros. 

En todas las cosas, acércate y sana tus relaciones, mantente firme y regocíjate en el Señor. Recuerda: ¡Jesús viene pronto!

Este devocional se basa en la serie Todas las Cosas, "Nosotros el pueblo", predicada por el pastor Gregg Matte. Para ver el sermón completo, por favor sigue este enlace: https://houstonsfirst.org/message/we-the-people

Día 2

Acerca de este Plan

[Serie Todas las cosas] Nosotros el pueblo

En estos tiempos en los que todo lo que nos rodea está cambiando, podemos acercarnos más los unos a los otros y mantenernos firmes. También podemos aprender a regocijarnos y a ser amables. Como hijos de Dios, estamos lla...

More

Nos gustaría agradecer a Gregg Matte por proporcionar este plan. Para obtener más información, visite: https://houstonsfirst.org/

YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia. Al usar nuestro sitio web, acepta nuestro uso de cookies como se describe en nuestra Política de privacidad