Paz en la tormenta

Día 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

 Día 1: el temor tiene que irse


Una de las situaciones más comunes que debe enfrentar el ser humano es el temor y sus diferentes reacciones. Frente al peligro, frente a amenazas, frente a lo desconocido, frente a presiones el temor es una reacción de inseguridad. Cuando nos pasa algo que nos supera, solemos reaccionar con temor como expresión de impotencia.


En Marcos 6:48-51, Jesús motivó a sus discípulos a no reaccionar con temor. Los discípulos estaban en una tormenta, y el temor los había dominado. Lo sorprendente es que varios de ellos eran pescadores, marineros expertos y, aun así, el temor a morir los había sometido. Jesús va a aparecer y neutralizar el TEMOR. Donde está Jesús, el temor tiene que irse.


Si miramos esta historia, se darán cuenta de que el temor revoluciona nuestro ser interior y lo llena de profundas angustias. El temor tiene la naturaleza de despertar, en nosotros, una gran cuota de ansiedad. En Cristo, tenemos la oportunidad de neutralizar el temor y, por ende, también la ansiedad.