Las historias en la historia. Parte 1.

Devocionales

 


Una Sola Historia 


Leemos la biblia mal


La leemos como si fuera una colección de historias distintas. Hay historias de David, Adán, Saulo, Noé y otros. Aun la vida de Jesús llega a ser otra de tantas historias. Sacamos aplicaciones morales que son ciertas, pero perdemos la historia verdadera.


Hay una mejor forma de leer la biblia. Se encuentra al mirar todas las historias como parte de la gran historia de Dios.


Es la gran historia de Dios


De Génesis a Apocalipsis , toda la Biblia cuenta una sola historia. Es la historia del Dios Creador y la creación rebelde, de la redención prometida y el Redentor que vino, del Reino de ahora y no todavía. 


Es una gran historia épica: de creación y poder; de rebeldía, traición y castigo; de rescate y salvación; y de restauración y propósito. Es una historia de grandes temas: esperanza y amor; maldad y rebeldía; y rescate divino.


Es la historia de Dios, Quien soberanamente orquesta y ordena cada una de sus escenas. 


Es una historia con un solo propósito, una sola razón por la cual Dios está creando y contando esta gran historia: para recibir gloria. La gloria de Dios es el propósito de toda esta historia; es hacer ver todo su esplendor, fuerza, amor, justicia, dominio y grandeza.


Es nuestra historia


Nuestra historia refleja esta gran historia. Fuimos creados por Dios, vivimos en un mundo quebrado con imperfección y angustia, en una búsqueda constante de rescate y de estar completos.


Es la historia de Jesús


Más que todo, la historia de Dios es la historia de Jesús. Él es el gran Protagonista y Héroe de la historia. Todo tiene que ver con Cristo: desde la creación hasta nuestra redención y restauración final.


Todas las historias son parte de esta historia


La Biblia es una sola historia, y cada una de sus historias individuales apunta a alguna parte de la gran historia y a su Héroe. Encontramos sombras del Señor en todas las historias 


¿Sabes qué pasa cuando leemos la biblia así? Todo cambia. La Biblia se hace más viva; tiene más sentido; vemos la gloria de Dios en sus obras, en su historia y, más que todo, hallamos al Salvador en cada historia.


En este estudio, leeremos algunas de las grandes historias de la Biblia, veremos cómo forman parte de la gran historia de Dios y, principalmente, encontraremos a Jesús en todas las historias.