El libro de 1 Corintios con Jennie Allen: un estudio bíblico en video

Dia 5 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Encuentra Propósito en Jesús


Pablo claramente espera que la iglesia actúe de manera diferente al mundo que la rodea. Debido a que seguimos a Cristo, debemos comportarnos más como él y menos como los incrédulos. En el pasaje de hoy, Pablo les recuerda a los corintios no tanto qué hacer, sino por qué su comportamiento similar a Jesús es importante a largo plazo. Se enfoca en el fundamento de nuestra fe: la resurrección de Jesús. 


¿Por qué pasa tanto tiempo (cincuenta y ocho versículos) hablando sobre la resurrección? Recuerda, en el capítulo 1, explicó cómo la sabiduría de Dios desconcierta la sabiduría del mundo. En los capítulos siguientes, corrigió la comprensión de la iglesia acerca de la sexualidad, el manejo de conflictos, el matrimonio, los ritos religiosos, el servicio y la adoración. Pero, ¿qué importancia tiene todo ese comportamiento piadoso si todo lo que hacemos se termina cuando morimos? Algunos enseñaban en contra de la idea de la resurrección, y Pablo estaba dispuesto a corregir esa enseñanza.


Con judíos y gentiles en la iglesia de Corinto, los diferentes puntos de vista de la vida después de la muerte entraron en conflicto entre sí. Algunos de los judíos seguían a los saduceos, quienes negaban la resurrección corporal. Pero muchos otros judíos sí creían en ella. Del mismo modo, los creyentes griegos provenían de diversas tradiciones que se centraban en el espíritu o el alma como la "verdadera" persona que, una vez separada del cuerpo al morir, regresaba a su origen. La inmortalidad radicaba precisamente en deshacerse del cuerpo.


Pablo dice que no. De hecho, seremos resucitados corporalmente cuando el Señor regrese. Lo desglosa para ellos (15: 12–14):



  • Él y los apóstoles enseñan a Cristo crucificado y resucitado.

  • Si no hay resurrección de entre los muertos para nosotros, entonces Jesús tampoco resucitó.

  • Y si Cristo no resucitó, ¿qué estamos haciendo aquí? Nuestra fe no tiene fundamento.

  • Pero Cristo fue resucitado corporalmente de la tumba. ¿Cómo lo sabemos? Tenemos una multitud de testigos (15:5–8) que podrían confirmar haber visto al Jesús vivo en persona después de su muerte.


¿Por qué la resurrección corporal de Jesús es tan crucial? ¿Por qué no conformarse con una versión espiritual de ella (como algunos lo hacen incluso hoy)? Porque en su muerte y resurrección, Jesús demostró su poder sobre el pecado y la muerte, emergiendo de la tumba victorioso sobre el enemigo e invitándonos a unirnos a él. Él es la primicia de los muertos (15:20); nosotros seguiremos a su tiempo. La Resurrección brinda la máxima esperanza de que la muerte no es lo peor que nos puede pasar, que esta vida no es en vano, que tenemos un propósito eterno.


Debido a que Jesús resucitó de la tumba, tenemos un futuro eterno que comienza ahora. Estamos fortalecidos por su Espíritu y llenos de su amor. Dios nos llama a vivir de manera diferente, en nuestras acciones, palabras y actitudes. Podemos saber que nuestro "trabajo en el Señor no es en vano" (15:58).


¡Felicitaciones, ha completado el plan de lectura! Para saber cómo puede acceder a más estudios bíblicos en video para toda su iglesia u organización, haga clic aquí .