[La iglesia que trabaja] ¿De quién es la iglesia?

Dia 2 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

La autoridad le pertenece a Cristo


Quien posee algo tiene la autoridad sobre eso y quien paga por algo, lo posee. Jesucristo pagó por la iglesia con su sangre y su cuerpo. Es la iglesia de Cristo y toda la autoridad le pertenece a él.


En Mateo 28, Jesús está por ascender a su Padre. Él fue crucificado y resucitado de entre los muertos, y se dirige a una gran multitud después de la resurrección en las afueras de Jerusalén. Él hace una proclamación definitiva cuando dice: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra».


¿Cuánto de autoridad? ¡Toda autoridad! Todo le pertenece a Jesús. En el cielo, toda autoridad es suya. Él puede decir lo que quiera y todos los ángeles responden al instante. Más que eso, no solo dijo que tiene toda la autoridad en la iglesia. Él dijo que tiene toda autoridad en la tierra también. Él puede detener el remolino de eventos humanos en cualquier momento que quiera. Él puede interrumpir e intervenir. Él todavía tiene todo el poder y la autoridad. Por eso deberíamos dormir bien por la noche. No importa lo que esté pasando, ¡él todavía está en control! Podemos estar seguros entonces, que toda la autoridad en la iglesia le pertenece a él.


Jesús dijo: «Edificaré mi iglesia», muy posesivo. Es su iglesia en propiedad y autoridad. Es «nuestra iglesia» en el sentido de membresía, compañerismo, privilegio y responsabilidad por el servicio y el apoyo, pero sigue siendo Su iglesia.


Cuando empezamos a pensar que es nuestra iglesia y actuamos como si fuese «construida para mí», tenemos problemas. Él la compró y la está construyendo de acuerdo con su propósito. Lo primero que debemos resolver es esto: toda la autoridad en la iglesia y en cada iglesia local pertenece a Cristo.


¿Reconoce a Cristo como la autoridad de su iglesia local?