Dios, Ayúdame a Criar Hijos Agradecidos

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

¡Aplique Agradecimiento a La Actitud!


¡Como padres, podemos motivar a nuestros hijos a devolver el agradecimiento a su actitud!


La manera más efectiva de enseñarle a un niño a tener una actitud agradecida es ejemplificar el agradecimiento en nuestras propias vidas. En los versos que leímos hoy, Dios nos invita a dar las gracias en todas las circunstancias. Dar las gracias debe ser nuestra forma de vida, un atributo que fluye naturalmente desde nuestros corazones. Muy a menudo, la gratitud no es nuestra reacción natural.


En cambio, tenemos un caso de los “dame”; dame esto, dame eso o merezco eso.


Estos privilegios no honran a Dios. Más bien, somos llamados a “dar gracias” en todas las circunstancias. Si vamos a ejemplificar el agradecimiento para nuestros hijos, primero tenemos que entenderlo. Ahondemos en las Escrituras y veamos por qué la gratitud se considera un atributo tan alto en la vida de un creyente.


Primero, en nuestra lectura de la Biblia hoy, leímos 1 Tesalonicenses 5:16-17, ¡la cual nos dice que un corazón agradecido es la voluntad de Dios para cada uno de nosotros! Él nos ha dado todo lo que necesitamos para regocijarnos siempre, orar continuamente y dar las gracias en todas las circunstancias.


Segundo, vemos en el Salmo 136:1 que somos llamados a estar agradecidos porque Dios es bueno. Su bondad constante es un catalizador para que seamos agradecidos. En este verso también aprendimos que podemos ser agradecidos debido a que el amor de Dios perdura por siempre. Aparte de Él, no tenemos nada. Es solo debido a Su bondad y amor que tenemos vida.


Pregúntese: ¿Por qué estoy agradecido ahora? Comparta esas cosas en voz alta con sus hijos hoy. ¡Eso trae honor a Dios y enseña una lección valiosa al mismo tiempo!


Oración Sugerida:


Dios, quiero ejemplificar el agradecimiento a mis hijos. Quiero que ellos vean cómo la gratitud puede cambiar mi corazón y mi reacción al ajetreo de la vida. Confieso mi tendencia a quejarme cuando, en realidad, tengo tanto por lo que ser agradecido. Hazme cambiar. Dame un corazón de agradecimiento hoy. Amén.


Idea Para Una Actividad:


Hoy, varias veces al día, grite “ALTO”. Cada vez, pídale a cada uno de sus hijos que comparte 5 cosas por las que están agradecidos.