¡Dios, Ayúdame A No Echar A Perder A Mis Hijos!

Dia 2 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Dios, ayuda a mis hijos a ser valientes — Oración para tener valentía


La mayoría de nosotros recordamos la primera vez que nuestra hija montó una bicicleta. Corrimos a su lado, tratando de protegerla de una caída. Proteger es parte de nuestra esencia, ¿no es así? Para muchos de nosotros, es difícil soltar esa bicicleta y dejarla montar por su cuenta. Aunque, en lo más profundo sabemos que no podemos protegerla por siempre. ¡Queremos criar hijos valientes que crezcan para causar un gran impacto!


Moisés tenía 120 años en el pasaje que leímos hoy. No había perdido su fortaleza natural, pero Dios le había dicho anteriormente que él no llevaría a los israelitas a la Tierra Prometida. El destino de Israel no terminó con Moisés y no cayó en una sola persona. Moisés declaró que el mismo Dios cruzaría frente a ellos. Dios llevaría a Su pueblo adelante y usaría a Josué para guiarlos. En cierto sentido, Moisés soltó la bicicleta y le hizo este llamado alentador a Josué: “Sé fuerte y valiente...”


En la Biblia, la valentía es lo opuesto al miedo. Tiene la noción de osadía y confianza. ¿Ha notado que Dios no exige simplemente que seamos valientes? En casi todos los casos donde se usa “no teman”, se da una razón. ¡La razón es el mismo Dios! Él nos dirigirá.


Podemos ser valientes a causa de Dios. Él es la fuente de nuestra valentía. ¡Esa es una gran promesa!


Usemos los versículos de hoy como guía para la oración. Tome los conceptos de los versículos y conviértalos en una oración para sus hijos. Aquí hay un ejemplo:


Dios Padre, desarrolla en mis hijos una actitud de fuerza y valentía. Ayúdalos a descubrir que no tienen que temer porque Tú los acompañas. Nunca los dejarás ni los abandonarás. Cuando sean llamados a realizar tareas que superen su propia seguridad, ayúdalos a saber que Tú marcharás frente a ellos. Cuando sean tentados a seguir a las multitudes en lugar de Tu Verdad, dales la valentía para tomar la decisión correcta. Quítales el desaliento y dales la seguridad de que Tú estás guiando el camino. Ayúdalos a aprender a confiar en Ti en todas las áreas de sus vidas” (basado en Deuteronomio 31:6-8).


Profundicemos en esto juntos. Vea un video   de una mamá que comparte su historia acerca de sus esperanzas para su hijo, encuentre ánimos y descubra algunas maneras prácticas de aplicar esta lección.