Ore Con Eficacia

Dia 5 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

CEDER: El cuarto paso para la oración eficaz


Salmos 37:4 nos da el cuarto elemento para la oración eficaz que hemos estado analizado en los últimos devocionales. 


Esto es lo que dice Salmos 37:4:


Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.


Ahora bien, la palabra hebrea para deleitarse en este versículo literalmente significa ser suave o flexible. Esto significa que “deleitarse” en el Señor es asumir una postura de ceder ante Dios. 


De manera que la pregunta es: ¿Cómo practica ceder ante Dios cuando ora? Ceder es cuando usted deja de hablar y espera, escucha, y buscar oír de Dios. 


En mi propia practica de oración, regularmente iré ante Dios y le preguntaré: “Dios, ¿hay algo que quisieras decirme? ¿Tienes algunas indicaciones para mí? ¿Hay algo que quieres que cambie? 


Después, en silencio, esperaré a que me hable. 


Mientras usted asume esta postura de ceder y esperar silenciosamente ante Dios, se sorprenderá de algunas de las cosas que Dios traerá a su atención: “Necesitas invertir más tiempo con tu hija,” “Lleva a tu esposa a una cita,” “Hornéale unas galletas a tu vecino y construye un puente por donde el evangelio pueda pasar,” “Invierte más tiempo alabándome,” “Muestra tu gratitud y aprecio a aquellos que te han estado ayudando”.


Sin duda alguna, escuchará de Dios si le pide que le hable a su corazón, y si espera silenciosamente ante Él.


Éste es el último elemento para una oración eficaz: la alabanza, el arrepentimiento, pedir y ceder. Sus oraciones en verdad pueden ser eficaces si se compromete a seguir estos cuatro principios. Así es como debería orar. 


Más de Bayless Conley