Ore Con Eficacia

Dia 2 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

EL ARREPENTIMIENTO: El Segundo Paso Para La Oración Eficaz


En nuestro devocional anterior comenzamos a ver lo que se requiere para una oración eficaz. El primer punto es la alabanza. Hoy quiero concentrarme en el segundo punto importante: el arrepentimiento. 


Por arrepentimiento en la oración me refiero a tomar el tiempo ante Dios para examinar su corazón y arrepentirse de cualquier cosa que se haya interpuesto entre usted y Él. Salmos 19:12–13 lo expresa muy bien:


¿Quién está consciente de sus propios errores? ¡Perdóname aquellos de los que no estoy consciente! Libra, además, a tu siervo de pecar a sabiendas; no permitas que tales pecados me dominen. Así estaré libre de culpa y de multiplicar mis pecados.


El versículo 12 comienza con la pregunta: “¿Quién está consciente de sus propios errores?” El salmista nos está diciendo: “Uno no siempre sabrá cuando haya hecho algo malo. Uno no siempre se dará cuenta de cuando haya cometido transgresión”. 


Lo que David está señalando son las faltas ocultas y los pecados secretos los cuales todavía pueden tener dominio sobre usted—aunque no se percate de que lo que hizo estuviese mal. 


Por ejemplo, en ocasiones permitimos que ciertas actitudes entren en nuestros corazones que ni siquiera nos damos cuenta que sean incompatibles con el carácter de Dios. O, en ocasiones, decimos y hacemos cosas que son perjudiciales, no solamente para nosotros, sino para otros, y no comprendemos en su totalidad el daño que hemos causado. 


¿Cómo trata con estos pecados? Usted simplemente viene delante de Dios y le dice: “Dios, muéstrame aquello en mi vida que se ha interpuesto entre Tú y yo, y me arrepentiré”. 


De manera que, cuando ore, pídale a Dios que le muestre cualquier pecado en su vida que quizás usted esté pasando por alto. Dios honrará su corazón arrepentido.