PROVERBIOS 6
BLP
6
El fiador
1Hijo mío, si has salido fiador de tu prójimo,
si has cerrado un trato con un extraño,
2si has empeñado tu palabra
y has quedado obligado por lo dicho,#11,15; 17,18; 22,26-27; 27,13.
3haz lo siguiente, hijo mío, para salir bien librado,
pues has caído en manos de tu prójimo:
Trágate el orgullo e importuna a tu prójimo;
4no te entregues al sueño
ni te des un instante de reposo;
5escapa cual gacela de la trampa,
como ave de la red del cazador.
El perezoso
6Mira a la hormiga, perezoso,
observa su conducta y aprende: #30,25.
7aunque no tiene jefe,
ni inspector, ni gobernante,
8prepara en el verano su alimento,
en tiempo de siega almacena su comida.
9¿Cuánto tiempo dormirás, perezoso?
¿Cuándo te levantarás del sueño?#24,33-34.
10Un rato de sueño, otro de siesta,
cruzas los brazos y a descansar;
11y te asalta como un bandido la pobreza
y la penuria como un hombre armado.
El malhechor
12El perverso y malhechor
camina con gesto torcido,#10,10; 16,30; 29,1.
13mirando con mala intención,
arrastrando los pies,
señalando con los dedos,
14urdiendo maldades en su mente perversa
y provocando riñas continuamente.
15Por eso llegará su ruina repentina,
será destruido de inmediato y sin remedio.
Siete cosas detestables
16Hay seis cosas que detesta el Señor
y una séptima que aborrece del todo:
17ojos altaneros, lengua mentirosa,
manos manchadas de sangre inocente,#ver Dt 19,10; Is 59,7; Jr 2,34.
18mente que trama planes perversos,
pies ligeros para correr hacia el mal,
19testigo falso que difunde mentiras
y el que atiza discordias entre hermanos.
Sobre el adulterio
20Cumple, hijo mío, los mandatos de tu padre
y no desprecies las enseñanzas de tu madre.#1,8; 2,16+; 3,3.23-24; Sal 119,5.
21Llévalos siempre grabados en tu mente
y átalos alrededor de tu cuello.
22Cuando camines, te guiarán;
cuando te acuestes, te protegerán;
cuando despiertes, conversarán contigo.
23Porque el mandato es lámpara, la enseñanza es luz
y la reprensión que corrige es camino de vida.
24Te protegerán de la mujer mala,
de la lengua melosa de la extraña.
25No te dejes seducir por su belleza,
ni te dejes cautivar por sus miradas.
26Pues a la prostituta basta una hogaza de pan,
mas la casada persigue a personas valiosas.
27Nadie puede llevar fuego en su pecho
sin que se le queme la ropa;
28nadie puede caminar sobre ascuas
sin abrasarse los pies;
29así sucede a quien va tras la mujer del prójimo:
quien la toque no quedará impune.
30Al ladrón se le desprecia aunque robe
para saciar el estómago hambriento;
31si lo sorprenden, pagará siete veces
y entregará todos los bienes de su casa.#Ex 22,1-8.
32El adúltero es un insensato,
actuando así arruina su vida;
33tendrá que soportar palos e insultos
y no podrá borrar su infamia.
34Porque los celos enfurecen al marido
y su venganza será implacable;
35no admitirá compensaciones,
no se calmará aunque multipliques los regalos.

La Palabra (BLP) versión española Copyright © Sociedad Bíblica de España, 2010 Utilizada con permiso

Aprende más sobre La Palabra (versión española)