Isaías 59:1-2

NVI
La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional

1La mano del Señor
no es corta para salvar,
ni es sordo su oído para oír.
2Son las iniquidades de ustedes
las que los separan de su Dios.
Son estos pecados los que lo llevan
a ocultar su rostro para no escuchar.