Paralelo
9
Dios confirma su pacto
1Después Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra. 2Todos los animales de la tierra, todas las aves del cielo, todos los animales pequeños que corren por el suelo y todos los peces del mar tendrán temor y terror de ustedes. Yo los he puesto bajo su autoridad. 3Se los he dado a ustedes como alimento, como les he dado también los granos y las verduras; 4pero nunca deben comer de ninguna carne con su vida, es decir, que aún tenga sangre.
5»Yo exigiré la sangre de cualquiera que le quite la vida a otra persona. Si un animal salvaje mata a una persona, ese animal debe morir; y cualquiera que asesine a otro ser humano debe morir. 6Si alguien quita una vida humana, la vida de esa persona también será quitada por manos humanas. Pues Dios hizo a los seres humanos#9:6 O al hombre; en hebreo dice ha-adán. a su propia imagen. 7Ahora sean fructíferos y multiplíquense, y vuelvan a poblar la tierra».
8Entonces Dios les dijo a Noé y a sus hijos: 9«Ahora mismo, yo confirmo mi pacto con ustedes y con sus descendientes, 10y con todos los animales que estuvieron en la barca con ustedes —las aves, los animales domésticos y todos los animales salvajes—, con toda criatura viviente sobre la tierra. 11Sí, yo confirmo mi pacto con ustedes. Nunca más las aguas de un diluvio matarán a todas las criaturas vivientes; nunca más un diluvio destruirá la tierra».
12Entonces Dios dijo: «Les doy una señal de mi pacto con ustedes y con todas las criaturas vivientes, para todas las generaciones futuras. 13He puesto mi arco iris en las nubes. Esa es la señal de mi pacto con ustedes y con toda la tierra. 14Cuando envíe nubes sobre la tierra, el arco iris aparecerá en las nubes 15y yo me acordaré de mi pacto con ustedes y con todas las criaturas vivientes. Nunca más las aguas de un diluvio volverán a destruir a todos los seres vivos. 16Cuando yo vea el arco iris en las nubes, me acordaré del pacto eterno entre Dios y toda criatura viviente sobre la tierra». 17Entonces Dios le dijo a Noé: «Este arco iris es la señal del pacto que yo confirmo con todas las criaturas de la tierra».
Los hijos de Noé
18Los hijos de Noé que salieron de la barca con su padre fueron Sem, Cam y Jafet (Cam es el padre de Canaán). 19De estos tres hijos de Noé provienen todas las personas que ahora pueblan la tierra.
20Después del diluvio, Noé comenzó a cultivar la tierra y plantó un viñedo. 21Cierto día, bebió del vino que había hecho y se emborrachó, y estaba recostado y desnudo dentro de su carpa. 22Cam, el padre de Canaán, vio que su padre estaba desnudo y salió a contárselo a sus hermanos. 23Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo pusieron sobre los hombros y entraron de espaldas a la carpa para cubrir a su padre. Mientras lo hacían, miraban para otro lado a fin de no ver a su padre desnudo.
24Cuando Noé despertó de su estupor, se enteró de lo que había hecho Cam, su hijo menor. 25Entonces maldijo a Canaán, el hijo de Cam:
«¡Maldito sea Canaán!
¡Que sea el más inferior de los siervos para con sus familiares!».
26Entonces dijo Noé:
«¡Bendito sea el Señor, Dios de Sem,
y sea Canaán su siervo!
27¡Que Dios extienda el territorio de Jafet!
Que Jafet comparta la prosperidad de Sem,#9:27 En hebreo Que viva en las carpas de Sem.
y sea Canaán su siervo».
28Noé vivió trescientos cincuenta años más después del gran diluvio. 29Vivió novecientos cincuenta años y luego murió.