23
Legislación judicial
1No divulgues rumores falsos, ni apoyes al malvado dando un falso testimonio.
2Tampoco te inclines a hacer el mal, aunque la mayoría lo haga; ni declares en un juicio del lado de la mayoría, si con ello cometes injusticia. 3Tampoco favorezcas indebidamente al pobre en sus pleitos.
4Si encuentras perdido el buey o el asno de tu enemigo, llévaselo. 5Si ves caído bajo el peso de su carga el burro de alguien que te odia, no te desentiendas y ayúdale a levantarlo.
6No conculques el derecho de tu compatriota indigente cuando esté involucrado en un juicio.
7No intervengas en causas fraudulentas. No condenes a muerte al inocente ni al justo, porque yo no absolveré al culpable.
8No te dejes sobornar con regalos, porque el regalo ciega incluso al honesto y corrompe las causas de los justos.
9No te aproveches del inmigrante: ustedes también fueron inmigrantes en Egipto y saben lo que es vivir en un país extraño.
Descanso obligatorio
10Durante seis años sembrarás tu tierra y recogerás su cosecha. 11Pero el séptimo la dejarás en barbecho, sin cultivar, para que encuentren allí comida los pobres de tu pueblo, y lo restante lo coman las bestias del campo. Esto mismo harás con tus viñas y tus olivares.
12Durante seis días trabajarás y el séptimo descansarás, a fin de que descansen tu buey y tu asno, y recobren sus fuerzas el hijo de tu esclava y el inmigrante.
13Presten atención a todo lo que les he dicho. No invoquen el nombre de otros dioses; que nadie lo oiga de sus labios.
Prescripciones cúlticas
14Tres veces al año celebrarás fiesta en mi honor. 15Celebrarás la fiesta de los Panes sin levadura. Durante siete días comerás panes sin levadura, como te lo mandé, en el tiempo señalado del mes de Abib, porque en ese mes saliste de Egipto. Nadie se presentará ante mí con las manos vacías. 16Celebrarás la fiesta de la Siega*, o sea, de las primicias de tus labores, de todo lo que hayas sembrado en el campo. Y celebrarás también la fiesta de la Recolección, a finales del año, cuando recojas de los campos el producto de tu trabajo. 17Todos los varones se presentarán ante el Señor, tu Dios, tres veces al año.
18Cuando me sacrifiques un animal, no acompañarás con pan fermentado su sangre, ni dejarás para el día siguiente la grasa de la víctima ofrecida en sacrificio. 19Llevarás a la casa del Señor, tu Dios, las primicias de los frutos de tu tierra*. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.
El ángel del Señor
20Yo enviaré un ángel delante de ti, para que te proteja en el camino, y te introduzca en el lugar que te he preparado. 21Hazle caso y escucha su voz; no te rebeles contra él, porque mi autoridad reside en él, y no perdonará sus actos de rebeldía. 22Si le haces caso y haces todo lo que yo te diga, seré enemigo de tus enemigos y adversario de tus adversarios, 23porque mi ángel irá delante de ti y te conducirá a la tierra de los amorreos, hititas, fereceos, cananeos, jeveos y jebuseos, y yo los aniquilaré.
24No te postrarás ante sus dioses ni les rendirás culto; no imitarás las costumbres de esos pueblos, sino que derribarás y harás trizas sus piedras votivas. 25Darán culto al Señor su, y él bendecirá tu alimento y tu bebida. Yo mantendré alejadas de ti las enfermedades, 26y en tu país ninguna mujer abortará o será estéril; te concederé vivir largos años.
27Haré que a tu llegada se extienda el pánico y que huyan los pueblos que encuentres a tu paso. 28Haré que el pánico cunda delante de ti, poniendo en fuga ante ti a jeveos, cananeos e hititas. 29Pero no los expulsaré en un solo año, no sea que el país se convierta en un desierto y las fieras salvajes se multipliquen en perjuicio tuyo. 30Los iré expulsando poco a poco, a medida que vayas haciéndote más numeroso y adueñándote del país.
31Fijaré tus fronteras desde el mar de las Cañas* hasta el mar de los filisteos*, y desde el desierto hasta el río Éufrates. Yo he puesto en tus manos a los habitantes del país para que puedas expulsarlos. 32Guárdate de hacer alianzas con ellos o con sus dioses. 33Tampoco les permitas vivir en el país, para que no te inciten a pecar contra mí, dando culto a sus dioses; eso sería tu perdición.
Loading reference in secondary version...