2
Reinado universal de Dios
1Este es el mensaje que recibió Isaías hijo de Amoz acerca de Judá y Jerusalén:
2En los últimos días, el monte del templo del SEÑOR
se convertirá en el monte más alto de todos.
Se levantará sobre todos los montes
y habrá un río de gente de todas las naciones que vendrá a él.
3Muchos pueblos vendrán aquí y dirán:
«Vamos al monte del SEÑOR,
al templo del Dios de Jacob,
para que él nos dé sus enseñanzas
y nosotros lo seguiremos».
Porque de Sion saldrá la enseñanza
y de Jerusalén el mensaje del SEÑOR.
4Él será árbitro entre las naciones
y mediador entre los muchos pueblos.
Convertirán sus espadas en arados
y sus lanzas en hoces.
Ninguna nación levantará espada contra otra,
y ya nadie se preparará para la guerra.
5Ven, familia de Jacob,
andemos en la luz del SEÑOR.
Castigo para arrogantes
6De verdad tú has abandonado a tu pueblo,
la familia de Jacob,
porque ellos están llenos de adivinos del oriente
y de magos como los que hay entre los filisteos.
También hacen alianzas con extranjeros.
7El oro y la plata abundan en el país
y los tesoros sin límite.
Hay gran cantidad de caballos
y los carros son incontables.
8El país está lleno de ídolos,
se inclinan a adorar lo que ellos mismos han hecho con sus propias manos.
9Los seres humanos se humillaron,
se rebajaron.
No los perdones.
10Métanse entre las rocas,
cúbranse de tierra,
escóndanse de la presencia terrible del SEÑOR
y de su gloriosa majestad.
11La mirada arrogante de la humanidad
y el orgullo humano serán humillados.
Ese día sólo el SEÑOR será exaltado.
12El SEÑOR Todopoderoso tiene planeado un día de castigo
contra todos los orgullosos, los arrogantes
y contra todos los que se exaltan a sí mismos.
13También contra todos los cedros del Líbano, altos y elevados;
contra todos los robles de Basán,
14contra los montes altos,
contra las colinas elevadas,
15contra las torres altas,
contra las murallas fortificadas,
16contra todos los barcos de Tarsis
y contra todo barco hermoso.
17La arrogancia del hombre
y el orgullo humano serán humillados.
Ese día sólo el SEÑOR será exaltado,
18pero los ídolos desaparecerán por completo.
19Váyanse a las cuevas de las rocas
y a los hoyos en la tierra,
lejos de la presencia terrible del SEÑOR
y de su gloriosa majestad.
Cuando se levanta,
hace temblar la tierra.
20Será el momento en que la humanidad
tomará sus ídolos de plata y oro que hizo para adorar,
y los echará lejos,
a las ratas y a los murciélagos.
21La humanidad se meterá en las cuevas de las rocas
y en los huecos de las peñas,
tratando de alejarse de la presencia terrible del SEÑOR
y de su gloriosa majestad.
Eso sucederá cuando él haga temblar la tierra.
22Dejen de confiar en los seres humanos;
su vida es muy corta y no valen nada.
Loading reference in secondary version...