1
1Esto es lo que dijo el Maestro, hijo de David y rey de Jerusalén:
2«Nada tiene sentido», dice el Maestro.
«Nada en absoluto tiene sentido».#1:2 Nada […] sentido La palabra en hebreo significa vapor o aliento o algo que es inútil, vacío, erróneo, o que es una pérdida de tiempo.
3¿Qué gana el ser humano
con todo el trabajo que realiza bajo el sol?
4La gente vive y muere,
pero la tierra dura para siempre.
5El sol se levanta, luego se oculta
y se apresura a levantarse de nuevo en el mismo lugar.
6El viento sopla hacia el sur y luego gira al norte.
Sigue dando siempre las mismas vueltas.
7Todos los ríos corren una y otra vez al mismo lugar.
Van al mar y, sin embargo, el mar no se llena.
8Todo lo que se dice, ya se dijo;
no es posible decir algo nuevo.
Sin embargo, el oído siempre quiere oír más
y al ojo nada de lo que ve le satisface.
9¿Qué sucedió antes?
Lo mismo que sucederá después.
¿Qué se hizo antes?
Lo mismo que se hará después.
No hay nada nuevo bajo el sol.
10Algunos dicen que tal cosa es nueva,
pero en realidad siempre ha estado allí.
Estaba allí antes de que existiéramos.
11La gente de hoy en día ni se acuerda
de lo que sucedió hace mucho tiempo.
En el futuro, la gente no recordará
lo que está sucediendo ahora.
Y más tarde, la gente de otras épocas no sabrá
lo que hicieron los que vivieron antes que ellos.
¿Trae felicidad la sabiduría?
12Yo, el Maestro, fui rey de Israel en Jerusalén. 13Decidí estudiar y usar mi sabiduría para aprender acerca de todo lo que se hace bajo el cielo. Aprendí que Dios le ha dado una tarea muy agobiante a los seres humanos. 14Observé todo lo que se hace bajo el sol y concluí que nada tiene sentido. Todo es como atrapar el viento.
15El mundo está torcido y ya no se endereza.
Por más cuentas que se hagan, nunca se completa lo que falta.
16Así que un día estuve pensando: «Tengo mucha fama y soy más sabio que todos los reyes que vivieron en Jerusalén antes de mí. Soy capaz de investigar la sabiduría y el entendimiento». 17Entonces me dediqué a investigar la sabiduría y el entendimiento y terminé en tonterías y estupideces. Buscar la sabiduría es como intentar atrapar el viento,
18porque entre más sabiduría, más frustración;
y a medida que uno más entiende, más dolor se experimenta.
Loading reference in secondary version...