6
1Por lo tanto, nosotros, como colaboradores de Dios, les rogamos a ustedes que no reciban su gracia en vano.
2Porque él dice:
«En el momento oportuno te escuché;
en el día de salvación te ayudé».#Is 49.8
Y éste es el momento oportuno; éste es el día de salvación. 3No somos motivo de tropiezo para nadie, para que tampoco nadie hable mal de nuestro ministerio.
4Más bien, siempre damos muestras de que somos ministros de Dios, con mucha paciencia en las tribulaciones, en las necesidades, en las angustias;
5en los azotes, en las cárceles,#Hch 16.23 en los tumultos, en los trabajos, en los desvelos, en los ayunos;
6en la pureza, en el conocimiento, en la tolerancia, en la bondad, en el Espíritu Santo, en el amor sincero,
7en la palabra de verdad, en el poder de Dios, con las armas justas, tanto para el ataque como para la defensa;
8recibiendo honra y deshonra, mala fama y buena fama; se nos considera mentirosos, pero somos veraces;
9desconocidos para unos, somos bien conocidos para otros; parecemos estar moribundos, pero seguimos con vida; se nos ve castigados, pero no muertos;
10parecemos estar tristes, pero siempre estamos gozosos; parecemos pobres, pero enriquecemos a muchos; parecemos no tener nada, pero somos dueños de todo.
11¡Ay, corintios! Les hemos hablado con toda franqueza; les hemos abierto nuestro corazón.
12No les hemos cerrado nuestro corazón, aunque ustedes sí nos han cerrado el suyo.
13Por tanto les pido, como de un padre a sus hijos, correspondan del mismo modo y ábrannos su corazón.
Somos templo del Dios viviente
14No se unan con los incrédulos en un yugo desigual. Pues ¿qué tiene en común la justicia con la injusticia? ¿O qué relación puede haber entre la luz y las tinieblas?
15¿Y qué concordia tiene Cristo con Belial? ¿O qué tiene en común el creyente con el incrédulo?
16¿Y qué acuerdo puede haber entre el templo de Dios y los ídolos? ¡Ustedes son el templo del Dios viviente!#1 Co 3.161 Co 6.19 Ya Dios lo ha dicho:
«Habitaré y andaré entre ellos,
y yo seré su Dios
y ellos serán mi pueblo.»#Lv 26.12Ez 37.27
17Por lo tanto, el Señor dice:
«Salgan de en medio de ellos, y apártense;
y no toquen lo inmundo;
y yo los recibiré.#Is 52.11
18Y seré un Padre para ustedes,
y ustedes serán mis hijos y mis hijas.»
Lo ha dicho el Señor Todopoderoso.#2 S 7.141 Cr 17.13
Loading reference in secondary version...