Poder Cotidiano por Craig Groeschel: Combustible Para Tu Alma

Devocionales

Una pequeña decisión hoy puede tener un gran impacto mañana. Tal vez, ya estás pensando en algo que sabes que a Dios le gustaría incluir en tu historia. Considera qué pasaría si tan sólo recordaras limpiarte los dientes cada noche o entrenaras cada mañana, si fueras a la iglesia este domingo o compartieras un tiempo especial con alguien a quien amas.



No siempre hay que esperar mucho tiempo para ver grandes diferencias en nuestra vida. ¿Cuál es la historia que crees que Dios quiere que cuentes de aquí a cinco o diez años? ¿Qué quiere Dios que tú quieras? Anota tus pensamientos sobre lo que crees que Dios desea para tu futuro. Tus ideas no tienen que ser perfectas. No es necesario que te comprometas con lo que acabas de esbribir aún. Sólo trata de registrar en papel lo primero que llega a tu mente.



Basándote en lo que crees que Dios quiere que quieras, ¿qué disciplinas necesitas para iniciar tu camino hacia donde Dios quiere que vayas? Elige una cosa. Tendrás la tentación de elegir tres, cuatro o hasta diez cosas, pero no lo hagas. Sea lo que sea, elige sólo una cosa. Porque si eliges más de una cosa, probablemente no concretes ninguna. Pero si eliges sólo una cosa, es casi seguro que podrás empezar a escribir la historia que Dios quiere que escribas.



Aumentando la potencia: Muéstrame cómo quieres que crezca este año, Dios. Dame tu sabiduría y discernimiento para saber cómo enfocar mis hábitos, decisiones y rutinas para lograr este cambio.



Conoce más sobre los recursos de Craig Groeschel.