Logo de YouVersion
Ícono Búsqueda

LA FE para una vida de intimidad con DiosMuestra

LA FE para una vida de intimidad con Dios

DÍA 1 DE 4

“... Vi una puerta abierta en el cielo, y la misma voz que había escuchado... me... dijo: “Sube aquí, y te mostraré lo que tiene que suceder...”. Y al instante... vi un trono en el cielo y a alguien sentado en él (Apocalipsis 4:1-2).

Juan recibe la orden de subir al cielo para ser testigo de los eventos del fin del mundo. Verá cosas terribles: bestias con cuernos y varias cabezas, seres vivientes con muchos ojos, dragones subiendo del mar, caballos de colores y jinetes autorizados a quitar la paz, traer hambre, destrucción y muerte. ¿Por qué necesitó ir al cielo para ver todo esto? La primera visión, la de Jesús caminando en medio de siete candeleros de oro, la tuvo en Patmos. ¿No podía haber visto los acontecimientos finales también desde allí? La pregunta es fácil de contestar si recordamos las verdades espirituales reveladas en el Apocalipsis, es decir: Dios está sentado en el trono gobernando el universo; y Jesucristo, el que venció los poderes de las tinieblas (Apocalipsis 5:5) está a su lado: “Dios resucitó a Cristo... y le dio el derecho de sentarse a su lado en el cielo. Dios ha puesto a Cristo por encima de cualquier autoridad, poder, gobierno o dominio, tanto de este mundo como del que está por venir...” (Efesios 1:20-22 PDT). Cristo está sentado a la derecha del Padre y el mundo demoníaco está bajo sus pies, pero también bajo los nuestros ya que Diosnos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús(Efesios 2:6). Cristo confirmó esta realidad cuando dijo: “Donde yo esté, ahí también estarán los que me sirven...” (Juan 12:26 TLA). La posición del creyente es: ¡Sentado con Cristo por encima de todo! Esto significa no solo que estamos por encima de todas las fuerzas del mal sino también por encima de todo problema y dificultad. Vivimos en victoria cuando permanecemos en los lugares celestiales, enfocados en Dios: “... Pongan la mira en las verdades del cielo...” (Colosenses 3:1 NTV). “... Busquen las cosas del cielo...” (Colosenses 3:1 PDT). Piensen en las cosas del cielo...” (Colosenses 3:2 NTV). “... Amontonen riquezas en el cielo...” (Mateo 6:20 DHH). Pongan toda su atención en el reino de los cielos...” (Mateo 6:33 DHH). Enfocarnos en Dios es crucial para una vida victoriosa. Observa que todas las visiones que Juan tiene hasta el capítulo 7 se relacionan con el trono de Dios, con excepción de unos pocos versículos del capítulo 6 en los que vislumbra un anticipo de la nefasta manifestación del anticristo sobre la tierra. Sin embargo, la mirada de Juan vuelve rápidamente a Dios. El Señor se asegura de que Juan esté siempre enfocado en Él y no en el anticristo o en la gran tribulación. La fe que triunfa es aquella que mira a Dios antes que a los problemas: “No miramos las dificultades..., en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse...” (2ª Corintios 4:18 NTV). La vida victoriosa se obtiene cuando permanecemos sentados con Él en los lugares celestiales: “Bendito sea Dios... que nos ha dado toda clase de bendiciones espirituales en los cielos a través de Cristo(Efesios 1:3 PDT).

Día 2

Acerca de este Plan

LA FE para una vida de intimidad con Dios

Queremos conducirte a vivir una intimidad creciente con Dios, e incentivarte a perseverar en el lugar secreto. Te revelaremos las múltiples ventajas de permanecer en ese bendito sitio, siendo la más importante de todas e...

More

Nos gustaría agradecer a José Luis Cinalli - Silvia López de Cinalli por proporcionar este plan. Para obtener más información, visite: https://iglesiadelaciudad.com.ar/

YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia. Al usar nuestro sitio web, acepta nuestro uso de cookies como se describe en nuestra Política de privacidad