El llamado De Dios

Dia 1 de 3 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

“Caminar con Dios”

La gente entra y sale de las vidas de los pastores y líderes, pidiendo consejo y oración por discernimiento, para entender la voluntad de Dios para sus vidas. En el Salmo 22:5, la esencia es el corazón de fe que se rinde delante de Él, que confía en Él. Cristo no decepciona, sin importar lo que suceda.

Dios habla. Dios comienza a hablar en el corazón antes de enviarte. Dios habla, para que sepas cuándo y dónde ir; entonces, eres enviado por fe. Fe y tiempo, son de los recursos más valiosos en la vida de un hijo de Dios. 

Preguntas a Dios, ¿cuál es la siguiente buena acción para hacer? ¿A dónde ir? ¿Qué camino tomar? Quieres tener el corazón de Samuel, quien en la expresión: “Señor habla, que tu siervo escucha”, en 1 Samuel 3:10, manifestó su deseo de obedecer. Dios habló a la vida de otras personas, y se encuentra registrado a lo largo de las Escrituras, en los Evangelios también. 

El desafío, es escuchar claramente a Dios cuando se revela, dirige, fortalece y habla a sus hijos. Cuando habla, pidiéndote hacer lo imposible, la respuesta inicial podría ser, ¿cómo puede ser esto?, como María en Lucas 1:34; cuestionó al ángel, cuando dijo que ella daría a luz un hijo y su nombre sería Jesús. De la misma manera, Zacarías cuestionó al ángel en Lucas 1:18, y dijo, “¿cómo podré estar seguro de esto?” Cuando María y Zacarías oyeron la voz de Dios, el miedo les asaltó. 

El miedo es natural, intuitivo, es decir, es normal para la mayoría de los seres humanos. Pero una vez que aprendes a escuchar la voz de Dios, confías en él aun cuando te llame a hacer algo más grande, de lo que tú puedes hacer. En los dos casos, Dios dijo, “no tengas miedo”, Lucas 1:13, 30.

¿Cómo sobreponerte al miedo? Confía que el Señor está en ti y nada es imposible con Dios. Cuando aprendes a confiar en Dios, cuando habla a tu vida, estas en la capacidad de responder a su guía como lo hizo María, “hágase en mí conforme a tu Palabra”, Lucas 1:38.