Los Ciclos en Mi Vida Cristiana

Dia 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

TRABAJAR EL BARRO GENERA CICLOS


La ventaja de los ciclos que terminan es que son el inicio de algo mas... Muchas veces saber que vamos añorar esa etapa hace que nos aferremos a algo que ya sucedió; lo disfrutamos tanto y dimos lo mejor de nosotros que no queremos que termine, pero mantenernos ahí nos limita en cuanto crecimiento, evolución y progresión de los planes de Dios.   


Cuando nuestro Señor nos dice que la obra que empezó en nosotros la perfeccionará, implica un paso continuo del tiempo, al existir un paso continuo del tiempo, las características y circunstancias que nos pusieron en el lugar donde estábamos también han cambiado; implica que las cosas se transformen y evolucionen hasta que lleguemos a la meta. Dios no quiere de nosotros ser estáticos, ser pasivos, ser conformistas, en ninguna de las áreas de nuestra vida; ni en la familiar, ni en la social o en la laboral, tampoco en la emocional y mucho menos en la espiritual; Dios es un Dios progresivo, que mira hacia adelante, que aprecia quienes fuimos y quienes somos, pero ama con todo su corazón quienes SEREMOS. Dios ve en nosotros a sus hijos amados y nos da una lección tremenda en el nacimiento de Jesus; !JESÚS NACIÓ EN UN PESEBRE, PERO TERMINÓ EN UN TRONO! Es importante para Dios quienes somos, pero lo es mas cuando pone su empeño en formarnos como Él ha predestinado que seamos. El cierre de los ciclos es bendición, pero lo es aun más el inicio de uno nuevo... y así; hasta que nuestro Señor nos perfeccione. "Vasijas de barro, en las manos del alfarero"


2a. Co. 4:7-10 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.