A Los Pies De Jesús

Dia 1 de 6 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Sanidad:


Cuando el leproso vio a Jesús supo inmediatamente que era el único que podía sanarle, él pudo llegar como muchos y decirle: “Sáname” sin embargo, este hombre fue lo suficientemente humilde y sencillo para reconocer que no era obligación de Jesús hacerlo, se postro a sus pies y le dijo: “Si quieres, puedes sanarme”, allí en esa actitud de humillación ante alguien cuyo poder y autoridad eran superiores a las suyas, Jesús reconoció su corazón contrito y humillado y le dijo “Si Quiero, se sano





Oremos juntos. 


Amado Dios, hoy me rindo ante tu majestad, hoy presento delante de ti cualquier enfermedad que pueda estar viviendo, presento a mis familiares, amigos y al igual que aquel hombre que vio en ti su única salida, hoy reconocemos que solo tú puedes sanarnos, que solamente tú puedes hacerlo, pero entendiendo y aceptando tu voluntad, en el nombre poderoso de Jesús, Amén.