21 Días De Relación Con Dios

Devocionales

“Tenemos una obligación”, dice Dios en su Palabra





Con las frases del apóstol Pablo, que están en Romanos 8:12, Dios te explica tu obligación de cada día, de cada instante:


12 Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa.


13 Porque, si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero, si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán.


14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.


15 Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!»


16 El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. 


17 Y, si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues, si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.


 18 De hecho, considero que en nada se comparan los sufrimientos actuales con la gloria que habrá de revelarse en nosotros. 





TENEMOS LA OBLIGACIÓN de permanecer EN el ESPÍRITU y no salirnos a la carne....


TENEMOS LA OBLIGACIÓN de SER ESPIRITUALES y no almáticos (gobernados por el alma)...


TENEMOS LA OBLIGACIÓN de mirar a Dios y no nuestra situación o circunstancia que es temporal. ¿Dónde está tu mirada? 


¿Dónde está tu corazón? Esto define tu momento de victoria o de derrota.


TENEMOS LA OBLIGACIÓN de vivir por encima del sufrimiento o la adversidad y no darles tanto crédito, porque les 


otorgamos poder para dañarnos o maltratarnos.


TENEMOS LA OBLIGACIÓN de usar las armas que Dios nos ha dado para vencer todo tipo de pruebas y tentaciones. 


Tenemos la OBLIGACIÓN de cultivar vida VICTORIOSA.


TENEMOS LA OBLIGACIÓN de seguir avanzando y conquistando y no distraernos, frenarnos o detenernos por los problemas que emergen.


Siempre recuerda que Dios está contigo, Dios está dentro de ti, Dios está sobre ti. Dios quiere darte su Cobertura. La carne quiere sacarte de esa cobertura.


Tu Responsabilidad diaria es vivir tu llamado. Dios te llama a tener Comunión con Él y a vivir en el poder del Espíritu Santo. 


Eres más que vencedor EN CRISTO (Romanos 8:37 RV60).


POR SI TIENES TIEMPO, BEBE ESTA PALABRA PARA RECUPERAR TU POSICIÓN Y TU IDENTIDAD:


Isaías 41:10 NVI “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”. 





Romanos 8:28 NVI “Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.”


2 Crónicas 20:15 NVI “…Escuchen, habitantes de Judá y de Jerusalén, y escuche también Su Majestad.Así dice el Señor: No tengan miedo ni se acobarden cuando vean ese gran ejército, porque la batalla no es de ustedes, sino mía.” 


Romanos 8:31-35, 37-39 NVI “…Si Dios está de nuestra parte, ¿Quién puede estar en contra nuestra? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿Cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?





¿Quién acusará a los que Dios ha escogido? Dios es el que justifica. 


¿Quién condenará? Cristo Jesús es el que murió, e incluso resucito, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros. 


¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia?


Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.


Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.”


Salmo 23:1-5 NVI “El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce; me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre. Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta. Dispones ante mí un banquete en presencia de mis enemigos. Has ungido con perfume mi cabeza; has llenado mi copa a rebosar.” 





Dinámica: 


¿Por qué estoy siendo débil o frágil en las pruebas y dificultades?


¿Por qué las tentaciones me están venciendo?





TOMA TIEMPO PARA ORAR y fortalecerte EN el SEÑOR. Haz compromisos serios de VOLVER A DIOS con todo tu corazón. 


Haz pacto de fidelidad y obediencia a Dios


Pide a Dios que TRANSFORME TU VIDA DE ORACIÓN y te lleve a una Relación de Comunión íntima y de AVIVAMIENTO con ÉL.


- Clama por las iglesias de tu denominación o de tu red, para que haya humillación profunda en todos los niveles del liderazgo y que Dios los visite con Avivamiento. 


- Clama para que se abran nuevas obras, ministerios e iglesias por toda la nación y otras naciones.