Una Historia De Redención.

Dia 3 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Capitulo 3


Obediencia sin atajos.


Noemí era una mujer virtuosa y ella no se olvido del bienestar de Rut, es por eso que aprovecho lo que la cultura le ofrecía; Booz era su pariente redentor, Noemí  ideo un plan para que Rut pidiera a Booz redimir a su familia.


Rut nos enseña en este capítulo a ser obedientes; ella no obedeció a medias, dijo que lo haría y lo hizo, no era a media era entrega absoluta.


Rut se acerco a Booz no como una víctima sino como una humilde sierva que confiaba en la bondad de su pariente redentor; Rut lucho por los derechos de la familia de Elimelec con valentía pero propiamente y con humildad.


Rut era reconocida en el pueblo como mujer virtuosa y también Booz así la reconocía; el reconoció que la bondad de Rut de dejar a su familia por acompañar a Noemí fue superada por esta acción, pues no fue en busca de Jóvenes si no que quiso redimir la familia de Elimelec al casarse  con Booz un hombre que según entiendo tenía una diferencia de edad considerable.


Por supuesto que Booz quería redimirla pero había un familiar más cercano, quien le correspondía redimir; Booz no toma atajos el haría la voluntad de Dios, a la manera de Dios.


Él le dice a Rut que se quede tranquila que el resolvería el problema, como todo un caballero no la deja irse con las manos vacías le dio 6 medidas de cebada.


Al llegar Rut a casa le contó todo a su suegra la cual le dijo quédate tranquila Booz es un hombre integro y no descansara hasta resolver las cosas y rápido.


Puntos a destacar


• Se obediente siempre, nunca a medias, recuerda que ha Dios le agrada mas tu obediencia que tus sacrificios.


• Que la gente te conozca por tus buenas obras que puedan decir de ti que eres, Mujer virtuosa, hombre de valor.


• No tomes atajos para cumplir la voluntad de Dios, siempre en orden. 


• No es que no exijas tus derechos, es que lo hagas con respeto y humildad.