Construyendo Su Vida en La Biblia

Devocionales

¿Por qué la Biblia es tan importante?


Por Danny Saavedra


El objetivo de este estudio que estás por emprender es el aprender a cimentar y construir tu vida en la Palabra de Dios. La verdad es que la Biblia es el medio principal que ha escogido Dios para revelarse a nosotros. Es el vehículo que Él usa para mostrarnos quién es y darnos a conocer Su corazón, mente, carácter, naturaleza y voluntad. Una vez escuché a alguien decir que cuando nos comprometemos con las Escrituras, no solo leemos la Biblia, sino que ¡la Biblia nos lee a nosotros! Por eso es que Hebreos 4:12 (RV) nos dice, “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”


Una y otra vez Jesús nos reitera que si lo conocemos a Él, entonces también conocemos a Dios y hemos visto a Dios. Porque el medio primordial para conocer a Jesús, es la Biblia, la cual es su manera poderosa y autoritaria de expresarse. ¡Es el aliento mismo de Dios en cada página!  2 Timoteo 3:16-17 (RV) dice, “Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” 


Del mismo modo que es esencial que me tome tiempo para comunicarme con mi esposa si quiero conocerla, igual sucede con la Biblia y con nuestro conocimiento del Señor. ¡Amigos, sin una verdadera devoción por la Biblia, perdemos la visión de lo que es la verdad, el Evangelio y de quién es Jesús! Si no ponemos Su Palabra en nuestro corazón, ¡no podremos reconocer Su voz cuando Él habla!


¡Es realmente un regalo enorme e increíble de parte de Dios, el que tengamos una Biblia que podamos leer cuando queramos! Es una bendición tan grande que incluso me cuesta expresarla, sobre todo si consideramos que durante casi toda la historia humana, desde el Antiguo Testamento y a través de la mayoría de la historia de la iglesia y hasta hace unos pocos siglos atrás, incluyendo hoy en día en muchos lugares del mundo, los cristianos no han poseído una copia personal de la Biblia. La gente se tenía que reunir para escuchar que alguien se la leyera. Algunos ni siquiera tenían una Biblia, pero la recitaban de memoria; ¡rabinos, escolares, sacerdotes y fariseos, memorizaban la Torá, los primeros cinco libros de la Biblia! Esto realmente pone en perspectiva las instrucciones de Pablo en 1 Timoteo 4:13 (RV) donde nos dice: “Entretanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.” La lectura pública de las Escrituras era casi todo lo que los creyentes poseían desde el despertar de la iglesia. 


Pero ahora tenemos Biblias y aplicaciones bíblicas disponibles. De hecho, muchos de nosotros tenemos más de una Biblia en nuestros hogares y una o más aplicaciones en nuestros teléfonos celulares y tabletas. Tenemos un acceso invalorable a la Palabra de Dios y es triste que frecuentemente la descuidemos. Conté las Biblias en mi casa y encontré 14 y estoy bastante seguro de que tengo cinco o seis más en mi oficina y tres diferentes aplicaciones bíblicas. Y a pesar de tener la Biblia tan a mi disposición, y de amar tanto la Palabra de Dios y tratar de leerla diariamente, no lo valoro. 


Oro porque, en cualquiera que sea la temporada en que te encuentres en tu vida espiritual, que este estudio te inspire a invertir tiempo en tu relación con Jesús; logrando tal intimidad con Él, que te lleve a conocerlo más profundamente. Oro porque empapes tu vida de la voz de Dios que se nos revela a través de la Palabra de Dios y por el Espíritu Santo. Oro porque valoremos la Palabra de Dios y la amemos profundamente.


¿Cómo comprender esto en forma práctica?  Bueno, existen algunos métodos ya probados que han ayudado a muchos creyentes en su relación con el Señor y mañana discutiremos donde debe comenzar cada uno.